Razones para comer coliflor

Pin It

¿Te gusta comer coliflor o eres de los que evita este vegetal porque su sabor no te es del todo agradable? Si tu caso es el segundo, debes saber que esta crucífera está repleta de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6 y ácido fólico), C, K y E. Además proporciona minerales vitales como el calcio, magnesio, fósforo, potasio y manganeso y es una de las mejores fuentes de proteína vegetal.

La cantidad de grasa que contiene es mínima y el aporte de proteínas, fibra y aceite esencial omega 3 es muy alto. Por todo lo anterior, comer coliflor con cierta regularidad mantendrá tu organismo saludable y fuerte.

Mejora tu salud cardiovascular
La vitamina K que obtienes al comer coliflor tiene propiedades antiinflamatorias que mejoran tu circulación sanguínea. Así, evita la acumulación de lípidos en la sangre, algo que podría derivar en problemas cardiovasculares como la aterosclerosis. El sulforafano que contiene es de gran ayuda cuando lo que se quiere es mejorar los niveles de la presión arterial.

Trastornos del estómago
La coliflor es rica en fibra dietética. Esta es de mucha utilidad para la digestión y favorece la eliminación de las toxinas de tu cuerpo. Por otro lado, el sulforafano que contiene protege el revestimiento del estómago y lo hace más resistente a la acción de bacterias malignas. Si a esto sumas su contenido de isotiocianatos, verás que comerla es una excelente forma de disminuir el riesgo de padecer úlceras estomacales y cáncer de colon.

Previene la degeneración macular
Por su alto contenido de vitamina C y antioxidantes, la coliflor puede ser eficaz para reducir el riesgo de degeneración macular propio de la edad que en ciertos casos ocasiona ceguera. El sulforafano, además, ayuda a proteger los tejidos de la retina de los daños causados por el estrés oxidativo. Así previene en gran medida la discapacidad visual y enfermedades oculares como las cataratas.

Combate los daños causados por la radiación ultravioleta
El sulforafano de la coliflor también es de ayuda cuando se trata de proteger la piel contra los daños que causa la radiación ultravioleta. Defiende a tu cuerpo de problemas como:
-Inflamación.
-Cáncer de piel inducido por los rayos UV.
-Enrojecimiento de la piel por el aumento de sangre en los capilares.
-Daño celular.

Es importante que, además de comer este vegetal, mantengas una correcta vigilancia de tu exposición al sol. Recuerda que debes aplicar protector solar y evitar asolearte por varias horas seguidas.

Trastornos neurodegenerativos
Otro motivo para comer coliflor es que el sulforafano activa las enzimas de desintoxicación y ayuda a tu cerebro en el tratamiento de lesiones neuronales causadas por la inflamación y el estrés oxidativo. Esto significa que enfermedades como el párkinson y el alzhéimer tienen menos probabilidades de afectarte.

Combate la hipertensión y el colesterol
Gracias a las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la coliflor tus arterias se mantienen sanas. Los ácidos grasos omega 3 y la fibra ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL). Esto es excepcionalmente bueno si estás lidiando con problemas del corazón o los quieres evitar.

Logra el balance de electrolitos
Comer coliflor ayuda a equilibrar los electrolitos de tu cuerpo. Gracias a esto, tu sistema nervioso realiza las transmisiones de los impulsos nerviosos y las contracciones musculares de manera correcta. Si eres una persona que realiza mucho deporte es probable que hayas adoptado el hábito de consumir grandes cantidades de bebidas energéticas. Mucha gente hace esto para obtener más electrolitos. El problema es que dichas bebidas también contienen azúcares que no necesitas. Una buena alternativa es incluir más coliflor en tu dieta.

La salud de tu cerebro y células
El fósforo que se encuentra en la coliflor es de gran ayuda para la reparación de las membranas celulares. Estas son esenciales para que tu cerebro y sistema nervioso funcionen correctamente. A su vez, el potasio y la vitamina B6 favorecen la salud de tu cerebro y tus neurotransmisores. Esto es muy importante si quieres que tu cerebro esté alerta y trabaje correctamente.

Mantiene a raya a la diabetes
Gracias a su contenido de vitamina C y potasio el consumo regular de coliflor te ayudará a reducir el riesgo de desarrollar diabetes. Estos dos elementos regulan la glucosa en tu sangre y metabolismo. Cuando tus niveles de potasio son bajos, la glucosa puede elevarse y ser una amenaza importante si tienes diabetes. Por este motivo es fundamental que consumas suficientes alimentos que mantengan tus niveles de potasio estables.

Fuente: Mejor con Salud

Pin It