Beneficios del jengibre en pacientes con diabetes

Pin It

El jengibre es una planta cuyo tallo crece de manera subterránea y es usada extendidamente por la culinaria en África, India, China, Australia, Japón y Jamaica desde tiempos inmemorables. Las abuelitas lo usaban para curar dolores de estómago, cólicos, diarrea, nauseas, dolores de garganta, tos, y quien sabe cuántos padecimientos más.

Lo interesante es que ante todas estas pruebas el jengibre siempre ha salido victorioso y probablemente esa sea una de las razones por las cuales hoy en día se estudia de manera seria y científica por los investigadores para continuar afinando esas propiedades terapéuticas y sacarles el máximo provecho.

Entre los últimos descubrimientos de los beneficios del jengibre está el beneficio que ofrece a las personas con diabetes tipo 2, el cual se ejerce de distintas maneras. Por un lado, puede tener un efecto positivo sobre las dos enzimas responsables de la degradación y metabolismo de la glucosa. Asimismo, también actua sobre las enzimas de la inflamación, con lo cual puede lograr un control de esta condición en los casos de síndrome metabólico que, como es bien sabido, es una de las complicaciones de la diabetes.

Cuando la glicemia esta elevada el proceso digestivo se hace lento, pesado y es frecuente la aparición de gases y movimientos intestinales erráticos que pueden conducir a cólicos y diarrea. Cuando usamos el jengibre como parte de las preparaciones de los alimentos o al incluirlo en la suplementación diaria como cápsulas, tés o extracto vamos a observar que el vaciamiento gástrico es más rápido efectivo y esto conducirá a una digestión normal y sin problemas.

Otro de los mecanismos a través del cual el jengibre puede ayudar a la regulación de la diabetes tipo 2 es incrementando la producción de la proteína GLUT4, la cual estimula la utilización de la glucosa por las células musculares. Este efecto fue ampliamente descrito en una investigación llevada a cabo en la Universidad de Sídney en el año 2009.

Adicionalmente pudo observarse que el consumo de extracto o de aceite de jengibre es capaz de disminuir hasta un 35% los niveles de glucosa y, al mismo tiempo, promover un aumento del 10% de la secreción de insulina en individuos con diabetes tipo 2. De todos estos estudios se desprende que esta especie tan usada por las abuelas y que ha pasado la prueba del tiempo aún sigue vigente y es recomendable que lo mantengamos en nuestra despensa para aprovechar todos sus beneficios.

Fuente: DiabeTv / Dra. Montserrat Rodríguez

Pin It