Confirman que el consumo de amaranto previene enfermedades crónicas

Pin It

Herencia de nuestro pasado indígena y considerado el grano de la “alegría” o de “la vida eterna”, el amaranto desde la antigüedad ha sido reconocido por sus beneficios nutricionales. De hecho, posee un alto contenido de los aminoácidos lisina y metionina, fundamentales para el organismo. Además, por si fuera poco, proviene de una planta resistente a la sequía y al calor.

Un equipo científico del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT), dirigido por la doctora Ana Paulina Barba de la Rosa, encontró que la semilla de amaranto contiene bioactivos con potencial para prevenir enfermedades crónico-degenerativas, como la hipertensión arterial, la diabetes y el cáncer.

Estos estudios fueron de interés para la empresa La Superior, líder en la elaboración de pan en el estado potosino que ya adiciona amaranto a sus productos y para Amaranto y Derivados del Potosí S.A de C.V., productor certificado.

Aportaciones a la salud
Desde hace varios años, la doctora Barba de la Rosa ha trabajado en la caracterización de los nutrientes contenidos en las semillas del amaranto. Sin embargo, en 2008 orientó la investigación hacia el concepto nutracéutico o funcional, es decir, la forma en que los alimentos además de nutrir ofrecen beneficios a la salud.

Este nuevo enfoque les permitió identificar ciertos péptidos (moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos) con propiedades antihipertensivas, antidiabéticas y preventivas de cáncer.

“Se observó que unos péptidos tenían funciones como inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (asociada con la presión arterial alta), otros con capacidad de bloquear la acción de la enzima dipeptidil peptidasa-4 (DPPIV), lo cual incrementa la vida media de las hormonas incretinas (promueven la secreción de insulina y, por lo tanto, la disminución de los niveles de glucosa en sangre). Un tercer tipo inhibe la proliferación celular o el desarrollo de cáncer”, detalla la investigadora.

Programa y vinculación
Tras conocer los resultados del proyecto de la doctora Barba de la Rosa, la panadería La Superior, creó un programa para tratar a niños con sobrepeso y riesgo de desarrollar alguna enfermedad crónica, como diabetes o hipertensión arterial.

Cabe destacar que dicha empresa enriquece el bolillo y el pan de caja con amaranto y, hasta el momento, sólo comercializa este último en sus sucursales. Asimismo, mantiene convenios con los productores de amaranto para distribuir otros productos, como ositos con chocolate, harinas, malteadas, mazapanes y alegrías.

De acuerdo con la investigadora, “el protocolo consiste en explicarles, tanto a los niños como a sus padres, la importancia de consumir alimentos saludables e incluir en la dieta productos adicionados y elaborados con amaranto. IPICYT investiga los biomarcadores relacionados con los beneficios a la salud que está aportando el cereal a los chicos.

Aunque el amaranto posee grandes propiedades, su consumo en México todavía es reducido y, por lo general, se limita a los dulces conocidos como “alegrías”. De ahí la importancia de promover sus bondades y empezar a incluirlo en la alimentación diaria.

Karina Galarza Vásquez

Pin It