Disfruta de los higos

Pin It

Los higos han sido referidos por cientos de años en la Biblia y en otros textos religiosos. Los investigadores creen que esta fruta es originaria de Asia Occidental, desde donde viajó hacia la región mediterránea asociado al intercambio comercial y a su cultivo. La fruta rápidamente ganó popularidad por su textura y sabor únicos, y así se extendió  por toda la región como el fuego en el bosque. 

En algún punto de la historia, los higos fueron valorados  como una fruta sagrada. Según un mito romano se creía que ayudaban a los fundadores de la ciudad y, más aun, Grecia creó leyes para prevenir que ciertos tipos de higos fueran exportados. En tiempos remotos también se creyó que esta dulce fruta tenía propiedades medicinales; creencia esta que ha permanecido hasta los tiempos modernos.

Los higos son una excelente combinación para cualquier dieta: son bien conocidos por su cualidad relajante y por ser bajos, tanto en calorías como en grasas. Comercialmente, los higos pueden ser obtenidos en formas que son muy populares: frescos y  secos. Ambos tienen diferentes contenidos nutricionales y son una excelente fuente de fibra dietaria, minerales y vitaminas que ayudan a conservar una salud óptima. Comparemos ambos tipos:

Higos Frescos (100 g): 74 calorías; 0,3 g de grasa; 3 g de fibra dietaria; 16 g de azúcar  y 1 g de proteína.

Higos Secos (100 g): 249 calorías; 1 de grasa; 9,8 g de fibra dietaria; 48 g de azúcar, y 3 g de proteína.

Ambas formas tienen un Índice Glicémico medio, por lo cual las porciones correctas de cada una necesitan ser  consultadas al medico o al nutricionista. La cantidad de fibra en esta fruta ayuda a regular y a mantener un sistema digestivo saludable, previniendo desórdenes comunes, tales como la constipación. Si la fruta es consumida apropiadamente, también reduce el riesgo de padecer de cáncer de colon y a mantener su peso corporal.

Si usted es una persona diabética, trate de evitar el consumo de higos secos, debido a su alto contenido de azúcar. Los higos frescos son una gran alternativa, como postre o merienda, si a usted le gustan los dulces. La pasta de higos puede incluso ser usada como un sustituto del azúcar. Pueden emplearse en repostería para hacer  pies, tortas, mermeladas y conservas. Pero, por favor, consúmala siempre con moderación ya que  en grandes cantidades, puede causarle diarrea y empeorar los síntomas en personas con diabetes.

Fuente: blogesp.diabetv.com

 

 

Pin It