Consejos para compensar los excesos navideños si tienes diabetes

Pin It

Si estas Navidades te has excedido con las cantidades de comida, los dulces o el alcohol… o no has respetado los horarios de ingesta de alimentos ni las horas de sueño, tus valores de glucosa seguramente se habrán visto afectados. Son fechas en las que nuestra actividad social se incrementa y nuestra rutina cambia por completo, así que es normal que no hayas podido controlar tu diabetes de forma estricta, como sueles hacerlo el resto del año.

Sin embargo, ahora es momento de ponerse las pilas. Si te has excedido en Navidades, debes tener en cuenta algunos consejos para evitar el incremento de tus niveles de glucemia, de tu peso corporal (un par de kilos podrían incrementar tu tensión arterial) y, en consecuencia, que empeore tu estado de salud.

Si tu tratamiento se basa en la insulina, puedes ajustar tus dosis con el objetivo de reajustar tus niveles de glucemia. Es importante que sea tu médico el que te indique cómo hacerlo. Sin embargo, si sigues un tratamiento oral combinado con dieta y ejercicio, deberás prestar especial atención a tus hábitos para compensar los excesos.

  • Limita la cantidad de azúcares simples, es decir, los que absorbe rápidamente el intestino y provocan incrementos súbitos de los niveles de glucemia. Si bien, como persona con diabetes, debes consumirlos siempre de forma muy moderada, trata de evitarlos después de Navidades: azúcar, miel, mermeladas, refrescos, gelatinas, caramelos, chocolate, frutas en conserva, cerveza, vino dulce, tartas, pasteles o dulces. Los frutos secos, zumos naturales sin azúcar o compotas sin azúcar, contienen azúcares naturales, así que para evitar subidas rápidas de la glucemia no debes tomarlos en grandes cantidades en una sola comida.
  • Incrementa el consumo de alimentos ricos en fibra.  Son muy aconsejables, ya que la fibra no se digiere, aporta volumen y ralentiza el paso de la comida a través del estómago e intestino, disminuyendo la absorción de hidratos de carbono: pan integral, fruta natural con piel, verduras frescas, verdura cocida, habas secas… Te ayudarán a controlar tu glucemia.
  • Modera el consumo de grasas. Si te has excedido con la ingesta de lípidos estas fiestas, sobre todo de origen animal, trata de evitarlos ahora. Esto te ayudará a disminuir tus niveles de colesterol.
  • Si has ganado peso, trata de perderlo. El sobrepeso es perjudicial para tu salud, especialmente si tienes diabetes. Consulta con tu médico si puedes seguir una dieta baja en calorías y combinarla con un programa de ejercicio físico.
  • Presta especial atención a los horarios: es muy importante que ingieras alimentos siempre a la misma hora. Contribuye a mejorar tu control metabólico. Ya que no has podido hacerlo en Navidad, debes tenerlo muy en cuenta ahora si quieres evitar que tus niveles de glucemia se incrementen.
  • Evita la ingesta de bebidas alcohólicas, sobre todo las que contienen mucho azúcar: cerveza, vino dulce, sidra dulce, licores…
  • ¡Bajo ningún concepto aparques el ejercicio físico! Si bien es importante que forme parte de tu rutina diaria durante todo el año, después de Navidades, más. Cualquier excusa es buena para salir a pasear, ir en bici, a nadar… Mantener el cuerpo en movimiento te ayudará a reajustar tus niveles de glucemia después de lolas comidas navideñas y a perder peso si es necesario.

Fuente: blog.diabetes.ascensia.es

 

 

Pin It