Warning: strlen() expects parameter 1 to be string, array given in /home/vivecond/public_html/plugins/system/headtag/tagparser.php on line 55

Guía para el frío y hábitos de alimentación

Pin It

La temporada otoño-invierno no solo aplica en tiendas departamentales. El frío que acompaña estos últimos meses del año y todo lo que involucra tiende a modificar nuestra dieta. Para no caer en errores comunes he aquí una pequeña guía para el frío y hábitos de alimentación.

Bebidas calientes, sopas, estofados, comida humeante, es lo que nuestro cuerpo y alma pide en estos tiempos. ¿Pero qué sucede?... Tendemos a ingerir grandes cantidades de calorías provenientes de azucares refinados y demás carbohidratos simples, aunado a esto, existe una alta probabilidad de que nuestra actividad física descienda al nivel de "casi nula" a "permanecer arropado en la cama o sillón en un maratón de Netflix"

Si no es tu caso, ¡Felicidades!, y si lo es, ¡No estás solo! Muchos añoramos descansar y dejarnos consentir por la calidez de un buen cobertor y bebidas azucaradas (Un humeante vaso mocha blanco con crema batida y salsa de arándanos, invade mi mente...). Sin embargo debemos movernos un poco y saber elegir sabiamente los alimentos que nos darán satisfacción en este frío, nutrirán nuestro organismo y al mismo tiempo, cuidarán nuestro peso.

Comida que da energía

El gran pretexto para consumir comida excesivamente calórica, es "por qué hace frío y da energía". La principal función de la comida, es funcionar como combustible para que el organismo realice adecuadamente sus funciones, y proporcionar esa energía que tanto se habla. Así que démosle a nuestro cuerpo el mejor combustible posible: carbohidratos complejos para energía acompañado de proteína magra para mantener esa energía constante. Por ejemplo elige carbohidratos de lenta digestión como arroz integral, fruta fresca, verduras, leguminosas. En combinación con las proteínas, ayuda a mantener un constante suministro de energía por su lenta digestión.

Horarios

Otro punto destacable, es que tan seguido ingieres alimento. Se recomienda comer cada 3 a cinco horas para mantener el suministro estable de glucosa en el torrente sanguíneo. Dejar mucho tiempo sin comida a nuestro cuerpo, provoca que ingiramos más alimento en la siguiente comida, que conducirá a un estado de letargo, mientras el cuerpo trata de digerir tanto alimento. Comer tres comidas al día con colaciones, si hay un espacio de más de cinco horas entre comidas.

Alternativas a bebidas calóricas

Preparara tu alacena con una buena cantidad de tés e infusiones herbales. También puedes tener especias y prepararlos tú mismo. Estas bebidas son deliciosas por si solas, si necesitas azúcar, un poco de miel le caerá perfecto a esa taza. Si te gusta el chocolate, consigue cacao puro y mézclalo con leche, o agua. Si eres fan del café, prepara uno con granos molidos, canela, clavos de olor y un trocito de jengibre si gustas, el olor y el sabor deleitaran tus sentidos y reconfortará tu alma con esas cálidas notas. No olvides las sopas de verduras, caldo con proteína magra, o preparaciones con todos los ingredientes que te gusten. Se me antoja en estos momentos una sopa con trozos de pechuga de pollo, champiñones rebanados, pimientos en juliana, un poco de jengibre picado, estragón, con espagueti de calabacita y rodajas de zanahoria y apio.

Fuente: vitonica.com

Pin It