Meditar con regularidad puede ser más efectivo que unas vacaciones

Pin It

Yoga, Tai chi, respiración consciente y meditación son actividades que se han vuelto populares en estos tiempos. Posiblemente se deba a la imperiosa necesidad de liberarnos del estrés acumulado de días, semanas o incluso meses. No solo es moda, realmente existe un beneficio psicológico y físico de realizar este tipo de ejercicios. De acuerdo a un análisis de la Harvard Health Publications, meditar con regularidad puede ser más efectivo que unas vacaciones.

Realizar ejercicios de meditación o atención consciente, ayuda a disminuir la ansiedad, depresión, estrés, dolor y mejorar la salud general, salud mental y calidad de vida. Estas prácticas también parecen reducir la inflamación e incrementar la respuesta inmunitaria.

Todo esto resulta obvio. Tiene sentido, que si descansamos, dejamos de preocuparnos y nos relajamos un momento, es algo bueno para nosotros. Tomar vacaciones, nos da un respiro temporal, así como los efectos positivos en la salud y bienestar.

Cuando se analizó los efectos de las vacaciones contra los efectos que tienen el yoga y la meditación, se encontraron cosas interesantes. Se realizó un estudio con 91 mujeres sin problemas de salud, a las que se les elaboró un programa con 12 horas de yoga, 9 horas de meditación y una serie de ejercicios de auto reflexión durante una semana.

Se les dividió en tres grupos: meditadores experimentados, mujeres que nunca habían meditado y personas que solo tomaron vacaciones. A este último grupo, se les dio a escuchar lectura sobre salud y que buscaran diversión durante la semana. 

Al final, se mostró mejoras significativas en puntajes de estrés y depresión, los cuales se midieron con cuestionarios, en los primeros dos grupos, en el tercero hubo una mejoría en el humor.

¿Pero qué sucedió después de 10 meses?... Las personas que meditaron con frecuencia, siguieron mostrando mejoras en los cuestionarios, incluso también mejoraron aquellos meditadores novatos aún más. En cuanto a las personas que se fueron de vacaciones, su puntaje quedo intacto.

Los investigadores concluyen, que las vacaciones son un alivio temporal, mientras que una actividad de autoconsciencia y relajación, como la meditación, tienen importantes efectos benéficos a través del tiempo.

Por último, a las participantes se les realizo una prueba sanguínea, en donde se observaron cambios positivos en los marcadores de la función inmune. Los practicantes de meditación habituales, mostraron mejores resultados, al tener biomarcadores de envejecimiento favorables. Los investigadores planean realizar más estudios al respecto, para observar como la meditación puede ayudar a mejorar un envejecimiento saludable. 

Aunado a esto, un estilo de vida saludable, dieta y ejercicio, se pueden tener mejores resultados. A pesar de que se requieren más estudios ampliados a más personas, los efectos positivos de la meditación son claros.

Fuente: vitonica.com.mx

Pin It