10 mitos sobre los edulcorantes

Pin It

Cuando una persona es diagnosticada con Diabetes el cambio principal que lleva a cabo tiene que ver con su alimentación. Parte indispensable es tener cuidado con las cosas dulces, algunos incluso renuncian al sabor dulce de manera definitiva. Los edulcorantes ofrecen una solución a esta situación. Para consumirlos con confianza, deberás liberarte de todos sus mitos.

A continuación te aclaramos algunas dudas sobre los edulcorantes y todas las ideas que se tienen alrededor de estos productos:

1-Las personas con Diabetes no pueden consumirlos

Los también conocidos como sustitutos de azúcar son una opción segura para las personas con Diabetes. La Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado acesulfame k, aspartame, sacarina, sucralosa, neotame y stevia.

2-Los sustitutos del azúcar provocan cáncer

Antes se creía que la sacarina causaba cáncer; sin embargo, actualmente esta idea está descartada, pues las investigaciones se realizaron en roedores y las dosis eran muy altas para el consumo humano.

3-Se pueden consumir libremente, ya que no tienen calorías

Falso. Aunque no aportan calorías, el exceso de estos productos puede evitar que el cuerpo utilice la energía necesaria para sus funciones vitales. Por esta razón, el consumo máximo recomendado para la sacarina es de 5 mg por kilo de peso al día, es decir, una persona de 70 kilos puede consumir menos de 10 sobrecitos.

4-No provocan caries

A diferencia del azúcar, estos sustitutos no se fermentan en la placa dental, por lo que no aumentan el riesgo de padecer caries.

5-No todos tienen la misma intensidad de sabor

Los sustitutos de azúcar tienen un sabor más intenso y, de forma general, se puede decir que un sobre equivale a dos cucharadas de azúcar. Sin embargo, cada uno tiene una intensidad diferente. Por ejemplo: la sacarina y la stevia son 300 veces más dulces que el azúcar; el aspartame, 200 veces más, y la sucralosa, 600 veces más.

6-Algunos contienen fenilalanina que afecta al organismo

Este aminoácido está presente en muchas legumbres, granos y carnes, y en algunos edulcorantes. Sin embargo, el consumo de éste sólo afecta a las personas que padecen fenilcetonuria, una enfermedad congénita que impide utilizar adecuadamente la fenilalanina.

7-Los sustitutos de azúcar pueden ser empleados para cocinar

Sí, ya sea para cocinar y hornear, sólo que notarás diferencias en los platillos, como que pueden ser de colores más claros, pues no poseen el efecto acaramelado.

8-La stevia es un endulzante natural que no puede ser usado por personas con Diabetes

La stevia sí puede ser consumida por personas con Diabetes, ya que no aporta carbohidratos y no provoca elevaciones en los niveles de glucosa. De acuerdo con la Ingesta Diaria Admisible (IDA), una persona con Diabetes tipo 2 tolera bien hasta 1,000 mg de stevia al día.

9-Si usas productos que contienen endulzantes, ya no tienes que preocuparte por los carbohidratos.

Esto no pasa con algunos productos para hornear, ya que son mezclas, mitad azúcar y mitad edulcorante, por lo que le están agregando a tu dieta calorías y carbohidratos.

10-Estos productos no ayudan a perder peso

Los sustitutos de azúcar sólo ayudan a controlar el número de calorías que se consumen y, por lo tanto, contribuyen a mantener un peso saludable; sin embargo, no provocan bajar de peso.

Fuentes: Global Stevia Institute; American Diabetes Association; Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología; Profeco; Sofía Diez.

 

Pin It