Las 10 mejores frutas para diabéticos.

Pin It

Si has puesto a las frutas en la lista negra de los alimentos prohibidos por la diabetes, te equivocas. Puedes seguir disfrutándolas, es más, benefician tu salud ya que aportan vitaminas, minerales y fibra a tu dieta. Pero como en todo, la clave es la moderación. Aquí te ofrecemos una guía para que puedas seguir consumiendo y saboreando tu fruta favorita.

Además, una porción de rica fruta al final del almuerzo o de la cena te puede servir de postre y satisfacer tu ansiedad por algo dulce. ¡Así podrás resistir mejor la tentación de comerte un helado o un pedazo de pastel!

Es cierto que algunas frutas contienen más azúcar que otras, pero a la larga, es la cantidad total de carbohidratos lo que afecta los niveles de glucosa en la sangre, no la procedencia de esos carbohidratos. Recuerda que las frutas contienen fibra, y ésta retrasa la absorción del azúcar al torrente sanguíneo.

Otro factor que debes tener en cuenta es el índice glicémico o glucémico (que mide la rapidez con la que el organismo transforma los carbohidratos en glucosa).

Las frutas, por lo general, tienen un índice glicémico bajo, pero conviene que aprendas a identificar sus distintos niveles, para que las incluyas las de nivel más bajo en tus menús.

 

1. Manzanas

Son ricas en fibra soluble, vitamina C y antioxidantes. También contienen pectina que ayuda a desintoxicar el cuerpo y eliminar los productos de desecho dañinos, así como reduce las necesidades de insulina de los diabéticos hasta en un 35 por ciento.

Además, las manzanas ayudan a prevenir ataques al corazón, reducir el riesgo de cáncer y prevenir enfermedades oculares entre las personas diabéticas.

2. Cerezas

Estas contienen antocianinas que son conocidas para ayudar a reducir el azúcar en la sangre mediante el aumento de la producción de insulina en un 50 por ciento. Ellos también ayudan a combatir las enfermedades del corazón, cáncer y otras enfermedades que son comunes entre las personas con diabetes. Se pueden comer frescas, enlatadas, congeladas o secas. Media taza de cerezas al día es una buena opción.

3. Ciruelas negras

Investigadores del Padre Muller Medical College en la India, observaron los efectos de ciruelas negras en el tratamiento de la diabetes. La presencia de antocianinas, ácido elágico y taninos hidrolizables en ciruelas negras hacen esta fruta muy beneficiosa para las personas diabéticas.

Junto con el fruto, las hojas, baya y semillas del árbol de ciruela negra, se pueden utilizar para controlar el nivel de azúcar en la sangre. Se sugiere media taza de ciruelas negras diarias o hacer un polvo de semillas secas y comer una cucharadita con agua dos veces al día.

4. Guayaba

La guayaba tiene una alta concentración de licopeno, fibra dietética, vitamina C y potasio que controlan los niveles de azúcar en la sangre.

Las personas que están en riesgo de desarrollar diabetes puede ayudar a prevenirla bebiendo té de hojas de guayaba. Hierbe una cucharada de hojas de guayaba trituradas en agua caliente, deje reposar por cinco minutos, y luego cuélalo, se recomienda beber esta infusión una vez al día.

5. Pomelo/toronja

La toronja contiene el flavonoide conocido como naringenina que aumenta la sensibilidad del cuerpo a la insulina y también ayuda a mantener un peso saludable.

Porción sugerida: La mitad de una toronja grande. Comer la fruta, en lugar de beber el jugo, proporciona los mayores beneficios.

6. Aguacate

Debido a su alto contenido de fibra y grasa monoinsaturada saludable, el aguacate ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre. De acuerdo con la Academia de Nutrición y Dietética, las grasas monoinsaturadas también mejoran la salud del corazón. Las personas diabéticas tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular. Gracias al potasio que contiene el aguacate lo convierte en un preventivo de la neuropatía diabética.

7. Fresas

Están llenas de antioxidantes, vitaminas y fibra, son bajas en hidratos de carbono y tienen un índice glucémico bajo en 40. Las fresas ayudan a sentirse lleno durante más tiempo, mantener tu nivel de azúcar en la sangre estable y aumentar tu nivel de energía.

8. Naranjas

Las naranjas son una de las frutas más saludables que pueden incluirse en una dieta regular para la diabetes. Las naranjas contienen altas cantidades de fibra, vitamina C y otros minerales como tiamina que ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Se clasifican como un alimento de bajo índice glucémico que ayuda a liberar lentamente la glucosa en la sangre. Además, las naranjas pueden ayudar a controlar o reducir el peso, uno de los factores de riesgo para la diabetes. Beber jugo de naranja no proporciona el mismo beneficio, ya que falta el contenido de fibra.

9. Peras

Las peras son ricas en vitaminas A, B1, B2, C y E, así como de fibra, que ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre, reducir el colesterol, reforzar el sistema inmunológico y mejorar la salud digestiva. Además, son bajos en hidratos de carbono y calorías, y tienen una calificación de 38 en el índice glicémico.

Las peras son particularmente beneficioso para las personas que tienen diabetes tipo II, ya que ayudan a mejorar la sensibilidad a la insulina.

10. Kiwi

Kiwi contiene vitamina C, E y A, flavonoides, potasio y altas cantidades de beta-caroteno que protegen de los radicales libres y mejoran la salud en general.

Es alto en fibra y bajo en hidratos de carbono, que ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre y reducir el colesterol.

Fuente: vidaysalud/ lavidalucida

Pin It