Perder peso no debe ser difícil

Pin It

Una vez que incorpores algunas simples modificaciones en tu estilo de vida comenzarás a notar cambios, no sólo en tu peso, sino también en tu salud en general.

1. Toma agua antes de cada comida

Los investigadores han encontrado que es mejor tomar líquidos antes y dos horas después de cada comida, ya que esto ayuda en la absorción de nutrientes. Beber agua antes de tus comidas previene que tus niveles de insulina se incrementen. Los niveles de insulina son importantes para la pérdida de peso, debido a que cuando hay altos niveles de insulina en la sangre, se incrementan las capacidades de almacenar grasa en el cuerpo.

2. Come utilizando platos más pequeños

Intenta utilizar platos de menor tamaño para que consumas porciones más pequeñas. El tamaño ideal del plato debe ser de nueve pulgadas, ya que esta es la porción normal para sentirse llena.

3. Tómate tu tiempo para comer

Tómate por lo menos 15 minutos para comer. Este es el tiempo necesario para hacer que tu estómago sienta que está lleno.

4. Evita los antojos

Esto parecería ser una tarea muy difícil, pero la próxima vez que tengas un antojo, espera 20 minutos antes de ceder. Es muy probable que se te pase.

5. Toma las escaleras cuantas veces sea posible

Con tan sólo 2 minutos de subir escaleras al día se pueden eliminar esas 2 libras que la mayoría de los adultos acumulan en un año, también se queman en promedio 10 calorías por minuto.

6. Identifica tus descargas emocionales

Identifica los momentos en que te sientas aburrida, deprimida, o estresada; cuida lo que comes, y por qué lo estás comiendo. En lugar de comer comida chatarra, tómate el tiempo para salir a caminar, llama a una amiga, o date un baño.

7. Duerme por lo menos siete horas.

Cuando te sientes cansada tiendes a empezar a hacer menos ejercicio y a comer más aperitivos.

8. Viste ropa ajustada

Si vistes ropa holgada lograrás esconder tu cuerpo. Cuando vistes ropa ajustada, notarás cuando estés subiendo de peso, y entonces te pondrás a trabajar para perderlo.

9. Cuando termines de comer, guarda toda la comida

Después de comer, guarda toda la comida de inmediato para evitar comer de más. Otro truco es cubrir la comida con una servilleta para que no te sientas tentada a seguir comiendo.

10. Comparte tus logros en la pérdida de peso

Las metas que te impones para bajar de peso tienen un 50 por ciento más de probabilidades de que las llegues a lograr cuando lo haces con alguien más. Haz que tus amigos y familiares se involucren y vean juntos como ese peso extra desaparece.

11. Haz ejercicio mientras miras la televisión

El ejercicio no tiene porque ser una carga. Incorpora el ejercicio en tus actividades de todos los días. Sube a tu bicicleta estacionaria y pedalea mientras vez tus programas favoritos, o una caminadora, o haz sentadillas durante los comerciales. Sólo necesitas 20 minutos (esos son 10 comerciales en promedio).

12. Desayuna

Desayuna dentro de la primera hora después de que te levantes para poner en marcha tu metabolismo, haciendo que tus jugos gástricos también despierten.

13. Carga con tu propio lunch

Prepara tu lunch en casa para llevártelo al trabajo. Esto te ayudará a que comas de manera más saludable. Un pequeño incentivo es que tu comida no tendrá nada que tú no quieras comer.

14. No comas en las 12 horas antes de que te levantes

Para que tu estómago digiera la comida de manera apropiada, necesita estar 12 horas vacío. Por ejemplo, si te levantas a las 6 a.m. deja de comer después de las 6 p.m. del día anterior.

15. Evita la sal

La sal ocasiona la hinchazón, por lo que debes optar por alimentos con vegetales frescos.

16. ¿Hambre o sed?

La manera en que tu cuerpo responde cuanto tiene hambre es muy similar a la manera que responde cuanto tiene sed. Antes de que te vayas a comer ese aperitivo, piensa: ¿Tengo hambre, o sed? Esto puede fácilmente ser evitado si te tomas un vaso de agua para ver si el antojo desaparece.

17. Carga con tus propios aperitivos

Esto te ayudará a evitar comer de las donas que tus compañeros de trabajo llevaron a la oficina.

18. Escoge aperitivos que contengan agua

Ejemplos de frutas con alto contenido de agua: melón, pimientos, cerezas, tomates, o apio. El contenido de agua te hará sentir que estás llena y no te hincharás.

19 Cómete una manzana

Las manzanas son ricas en fibra y funcionan como un inhibidor natural del apetito, ya que contienen un enzima llamado pectina. La pectina ayuda a controlar el azúcar en la sangre.

20. Come algo dulce todos los días

Sí, es verdad. Con un pedazo pequeño de chocolate al día podrás satisfacer tus antojos y prevenir que te comas una caja de galletas. Además, el chocolate oscuro tiene muchas propiedades y antioxidantes que ayudan a reducir el estrés.

21. Come fruta para endulzar tus comidas de manera natural

Cuando hagas algo en el horno, utiliza fruta o miel en lugar de azúcar.

22. Remplaza la mantequilla o la mayonesa en tus sándwiches

Unta pasta de garbanzos, aguacate, mostaza, o pimientos rostizados hechos puré como una alternativa más saludable.

23. Utiliza una botella de agua que pueda ser reutilizada

Ten tu botella de agua a la mano en tu escritorio para tomar agua con regularidad. Si te mantienes hidratada podrás controlar tu apetitito y tus antojos, reducir la hinchazón, y mantenerte más alerta. Utiliza una botella reutilizable de vidrio para tomar agua de manera más saludable.

24. Programa recordatorios en tu computadora y teléfono cada hora

Hay muchas opciones tecnológicas en el mercado que te instan a levantarte, caminar, y a estirarte, como Fitbit.

25. Haz de la comida un evento social

Evita comer frente a la televisión o la computadora. Si comes con otra persona o personas, dejarás de comer sin sentido. Por último, recuerda que siempre debes consultar a tu doctor y nutriólogo para perder peso de manera saludable.

Fuente: diario.mx

Pin It