La fruta que mejora la circulación sanguínea y controla los niveles de glucemia

Pin It

Es importante tener una dieta sana para evitar riesgos en la salud

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer”.

Una alimentación sana incluye frutas. Según la OMS, la ingesta recomendada es de 400 gramos diarios. Existe una gran variedad para elegir en este tipo de alimento, una de las opciones saludables es la uva.

La uva es una fruta que aporta diferentes beneficios para la salud de las personas. El portal especializado en salud Tua Saúde destaca que este alimento ayuda a mejorar la circulación, gracias a que es rico “en minerales como hierro y potasio, que aumentan la oxigenación de las células”.

Asimismo, es un alimento que puede ayudar a controlar la glucemia en el organismo. Esto se debe a que “contienen menos azúcar que las uvas moradas y son ricas en vitamina B1, importante para el procesamiento de carbohidratos en el organismo”, señala Tua Saúde.

Respecto a su consumo, es importante consultar a un nutricionista para recibir la asesoría profesional adecuada. Un aspecto que se debe tener muy en cuenta es que los jugos de uva tienen un contenido elevado de concentración de azúcar y baja cantidad de fibra, algo que puede ser poco saludable y afectar negativamente el control de la diabetes.

El portal web La Vanguardia señala el contenido nutricional de la uva por 100 gramos:

  • Energía: 69 kcal
  • Proteína: 0,72 g
  • Carbohidratos: 18,1 g
  • Fibra: 0,9 g
  • Azúcar: 15,48 g
  • Grasa: 0,16 g
  • Grasa Saturada: 0,054 g
  • Grasa Poliinsaturada: 0,048 g
  • Grasa Monoinsaturada: 0,007 g
  • Colesterol: 0 mg
  • Sodio: 2 mg
  • Potasio: 191 mg

¿Cómo incluir las frutas en la alimentación diaria?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés) brindan algunas recomendaciones para comer frutas durante el transcurso del día:

Para el desayuno:

  • Reemplazar un huevo por espinacas o cebollas.
  • Reducir la cantidad de cereal y agregar trozos de banana o fresas.

Para la cena:

  • Revisar que las frutas ocupen una porción grande del plato. “Recuerde que debe usar un plato de tamaño normal o pequeño, no del tamaño de un plato de servir. El total de calorías que usted come cuenta, aunque una gran proporción provenga de frutas y verduras”, apunta CDC.

Las cifras sobre el consumo de frutas

Las personas no están incluyendo estos alimentos a su dieta diaria y esto puede observarse en cifras. “En 2017, 3,9 millones de muertes en todo el mundo se atribuyeron a la falta de consumo de frutas y verduras en cantidades suficientes (OMS, 2019). Se estima que la ingesta insuficiente de frutas y verduras es la causa de alrededor del 14% de las muertes por cáncer gastrointestinal en todo el mundo, del 11% de las muertes por cardiopatías isquémicas y del 9% de las muertes por accidentes cerebrovasculares”.

Ideas para merendar

Muchas personas y padres no saben qué tipo de alimentos brindarles a sus hijos o niños encargados para merendar durante el día. Para ello, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades brindan algunos ejemplos.

Es importante también consultar a un nutricionista para recibir un plan de comidas especializado de acuerdo a las necesidades individuales y a la condición de salud de cada persona. No es recomendable seguir dietas extremas vistas en redes sociales.

Alrededor de 100 calorías o menos

  • 1 manzana mediana (72 calorías).
  • 1 banana mediana (105 calorías).
  • 1 taza de habichuelas verdes (ejotes) al vapor (44 calorías).
  • 1 taza de arándanos (83 calorías).
  • 1 taza de uvas (100 calorías).
  • 1 taza de zanahorias (45 calorías), de brócoli (30 calorías) o pimientos (30 calorías) con 2 cucharadas de hummus (46 calorías).

Fuente: gaceta.udg.mx

Pin It

Quien está en línea

Hay 349 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta