Este es el superalimento que reduce el colesterol, mejora la diabetes, retrasa el envejecimiento y previene el cáncer

Pin It

Una dieta variada nos asegura que consumimos productos con diferentes nutrientes, sin embargo existen algunos que destacan por su gran aporte a nuestra salud

Todo aquel que haya tratado de seguir alguna dieta como la arcoíris, un modelo de alimentación que defiende el consumo de productos de colores muy variados para así beneficiarse de los distintos nutrientes que contienen, sabrá que cuando se trata de elegir alimentos de color blanco, como el pan o el arroz, dichos ingredientes no gozan de la mejor reputación. Sin embargo, hay una delicia de color blanco que deberíamos utilizar muy a menudo en nuestros platos, ya que contiene muchos minerales, como selenio, potasio, cobre, hierro y fósforo, que no se encuentran a menudo en los alimentos derivados de plantas.

Ya sea en una ensalada de espinacas, salteados o en una tortilla, los champiñones son una delicia llena de nutrientes, como el selenio y la ergotioneína, que son potentes antioxidantes, y vitaminas del grupo B y cobre, que apoyan el desarrollo de los glóbulos rojos. Aunque estos no son todos sus beneficios, ya que los diferentes tipos de champiñones han sido objeto de estudio en numerosas ocasiones. Si aún duda si incorporar estos ingredientes a sus platos, estos son siete beneficios para la salud que nos aporta la ingesta de champiñones:

Nos ayudan a mantenernos jóvenes

Según un estudio realizado en 2017 por la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos) algunos tipos de champiñones contienen una concentración muy alta de dos antioxidantes, ergotioneína y glutatión. Y cuando estos antioxidantes están presentes juntos, ayudan en gran medida a nuestro cuerpo a protegerse del estrés fisiológico que causan los signos visibles del envejecimiento.

Protege nuestro cerebro a medida que envejece

Un estudio publicado en la revista “Molecular Nutrition & Food Research”, realizado en España en 2021, encontró que ciertos alimentos ricos en polifenoles (como champiñones, café, cacao y vino tinto) pueden proteger contra el deterioro cognitivo en la adultez. Asimismo, los investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania encontraron que los antioxidantes anteriormente citados, ergotioneína y glutatión, ayudan a prevenir el Parkinson y el Alzheimer.

Mejoran el estado de ánimo

En 2021, la Universidad Estatal de Pensilvania volvió a analizar este delicioso ingrediente y descubrió que, en una muestra de casi 25.000 personas, las que comían champiñones con regularidad tenían un menor riesgo de depresión. Una vez más, esto puede deberse a la ergotioneína, que puede reducir el riesgo de estrés oxidativo, lo que a su vez reduce los síntomas de depresión, sugieren los investigadores. Además, los champiñones contienen potasio, que puede ayudar a reducir la ansiedad.

Mejoran la memoria

Otro beneficio relacionado con estos alimentos fue descubierto por los investigadores de la Universidad Nacional de Singapur en 2019. Los científicos descubrieron que comer dos porciones de 3/4 de taza de champiñones por semana reduce las probabilidades del deterioro cognitivo leve.

Mejoran la salud del corazón

Los champiñones ayudan a que las recetas tengan más sabor porque contienen ribonucleótidos de glutamato, por lo que es un excelente sustitutivo de la sal. Asimismo, son un sustituto de la carne roja, ya que eliminan las calorías, la grasa y el colesterol de la ecuación.

Fortalecen los huesos

Aunque algunos alimentos contienen vitamina D, un nutriente esencial en el mantenimiento de la salud ósea, los champiñones son especialmente interesantes por ser el único alimento con la capacidad de aumentar sus niveles de vitamina D a través de la exposición a la luz ultravioleta o la luz solar.

Dan energía

Estos ingredientes son ricos en vitaminas del grupo B: riboflavina (B2), ácido fólico (B9), tiamina (B1), ácido pantoténico (B5) y niacina (B3). Dichos nutrientes ayudan al cuerpo a utilizar la energía de los alimentos que consumimos y producir glóbulos rojos, que transportan el oxígeno por todo el cuerpo.

Diabetes

Según los investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, consumir 90 gramos de setas todos los días ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre. El estudio señala que la ingesta de este alimento produce una reacción en el intestino, que incentiva que se reproduzca una bacteria denominada Prevotella, que juega un papel fundamental en el control de la producción de glucosa.

Disminuyen el riesgo de cáncer

En una revisión de 17 estudios sobre el cáncer de 1966 a 2020 los investigadores encontraron que comer 18 gramos de champiñones al día puede reducir el riesgo de cáncer hasta en un 45%. Algunas variedades de setas, como el shiitake o el maitake, tienen cantidades más altas de ergotioneína, pero los investigadores descubrieron que incorporar cualquier variedad en nuestra dieta diaria reduciría el riesgo de cáncer.

Fuente: larazon.es

Pin It

Quien está en línea

Hay 506 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta