Los alimentos que restan años de vida si se consumen de forma frecuente

Pin It

Estos alimentos están asociados con el sobrepeso y el aumento de la azúcar en la sangre.

Para nadie es un secreto que tener buena salud, también depende de lo que se consume, ya que hay diferentes alimentos que pueden alterar el buen funcionamiento del organismo, motivo por el cual se debe tener una dieta equilibrada.

Asimismo, hay diferentes alimentos de la cotidianidad que pueden llegar a saturar el organismo, a tal punto de restar años de vida a las personas que la consuman de una forma diaria y según el portal Mejor Con Salud son las siguientes:

Bebidas azucaradas

Las bebidas con un alto grado de azúcar son muy comunes en la vida de las personas. Sin embargo, están asociadas con el sobrepeso y la presencia de la diabetes en el organismo, dificultando de cierta medida el funcionamiento del cuerpo.

Helados

A pesar de ser un delicioso alimento, si se llega a consumir de una forma constante, puede generar serios problemas a la salud del cuerpo, debido a las grasas saturadas, colesterol, azúcar y grasas trans.

Endulzantes artificiales

Este tipo de endulzantes tienen componentes que incitan el apetito y almacenan las grasas, razón por la cual puede llegar a generar sobrepeso.

Dulces

El consumo excesivo de los dulces puede aumentar el riesgo de sufrir diabetes, obesidad a tal punto de que el cuerpo se vuelva resistente a la insulina. Consumir fruta es una opción considerable para mejorar el organismo.

Comidas rápidas

La pizza, la hamburguesa y las papas fritas pueden restar muchos años de vida, así como el aumento de peso, debido a sus grasas saturadas, sodios, grasas trans, colesterol y el azúcar. Quienes más consumen este tipo de alimentos son los jóvenes.

Carbohidratos refinados

Este tipo de carbohidratos se pueden convertir en alimentos perjudiciales, ya que no contienen nutrientes saludables. Asimismo, su consumo constante, puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre y la retención de grasas.

Carne roja

La carne contiene altos niveles de grasas saturadas, las cuales pueden agravar la salud del corazón. Además, este alimento puede generar una lenta digestión en el organismo.

Alimentos para retrasar el proceso de envejecimiento

El envejecimiento es un proceso natural y biológico del que ninguna persona escapa. Las señales comienzan a aparecer alrededor de los 40 años, no solo con el desarrollo de pequeñas arrugas que con el paso del tiempo pueden hacerse más visibles, sino en muchas ocasiones con complicaciones de salud.

Frutos secos

Los frutos secos ayudan a tener una dieta balanceada y son ricos en ácidos grasos omega-3, beneficiosos para la salud cardiovascular, pues son grasas buenas que evitan la formación de placas en las arterias.

El consumo de frutas no solo ayuda a mantener una piel en mejores condiciones, sino que previene diversas enfermedades como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes y la obesidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir por lo menos 400 gramos diarios para obtener sus beneficios nutricionales.

Pescado azul y blanco

Este alimento es una fuente de proteínas de gran valor biológico y de grasas saludables como el omega-3, por ello no debe faltar en la dieta antiedad, indica el portal Cuídate Plus. Los pescados azules, dentro de los que se encuentran la anchoa, el arenque, el atún, el salmón, la sardina y la caballa, entre otros, proporcionan proteínas, vitaminas D y B, y ácidos grasos, que ayudan a reducir el colesterol y tienen un efecto antiinflamatorio.

Aceite de oliva

Este tipo de aceite no solo es un gran aliado contra el envejecimiento prematuro en la piel gracias a su aporte de vitaminas como la E, que ayudan a que se mantenga elástica, flexible y suave, sino que es un alimento saludable que contribuye en la prevención de enfermedades como hipertensión, colesterol alto y diabetes, entre otras.

Fuente: semana.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 298 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta