Si tienes diabetes, deberías consumir más avena: te explicamos por qué

Pin It

Como desayuno o cena, cualquier momento es bueno para comer un poco de avena

No es ajeno a nadie que las semillas y los cereales son una valiosa fuente de energía; tienen un relevante aporte de proteínas y apenas nada de grasa, además contienen fibra, vitaminas y minerales cuyo porcentaje es menor cuanto más refinada es la harina.

Pero hay de cereales a cereales, uno que destaca y que es de fácil compra es la avena. Su consumo se ha disparado en los últimos años gracias a las recomendaciones de las autoridades de salud.

Como desayuno o cena, cualquier momento es bueno para comer avena. El alimento ha sido consumido desde la antigüedad, conocido como avena sativa y pertenece a la familia poaceae. Este cereal es cultivado mayormente en Europa y Norteamérica.

La avena aparece en los cereales del desayuno, en barritas o en pan acompañado de leche, café, infusión o bebidas vegetales.

Menos habitual es consumirla durante la comida, aunque también se utiliza en sopas y cremas y en otras preparaciones como hamburguesas.

Ayuda contra el Diabetes

La avena puede resultar beneficiosa para el control de la diabetes. Entre otros motivos, es rica en glucanos, estos pueden ayudar a controlar la glucosa en sangre a niveles fisiológicos. Un consumo adecuado ayuda en la disminución en la glucosa postprandial, mejorando la resistencia a la insulina, señala esta fundación.

Según un estudio de la Fundación Española de la Nutrición, el consumo de avena ayuda al mejor control de la glucosa, a moderar los picos de insulina que pudieran causar problemas metabólicos comunes en personas con diabetes.

El consumo de avena en las personas con diabetes tipo 2, ayuda a reducir la concentración de hemoglobina glicosilada (marcador de prediabetes) en estos pacientes, así como el nivel de glucosa en ayuno, el colesterol total y el colesterol LDL.

Fuente: elsoldehermosillo.com.mx

Pin It

Quien está en línea

Hay 266 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta