¿Qué es y por qué da 'el mal del puerco'? Así puedes evitarlo

Pin It

A todos nos ha pasado que después de una comida abundante se experimenta un estado conocido como 'mal del puerco'; aquí te explicamos qué lo produce y cómo afecta realmente a tu cuerpo

La mayoría de las personas se ha rendido a los brazos de Morfeo o experimentado una sensación de fatiga y aletargamiento después de una abundante comida, un estado al que se le conoce como “el mal del puerco”, llamado por los expertos: marea alcalina. Este evento fisiológico natural genera una enorme necesidad de dormir y disminuye el nivel de productividad.

Y es que la marea alcalina termina siendo un obstáculo para continuar con las actividades diarias, el trabajo en casa o cualquier otra tarea relacionada con las habilidades cognitivas. Pero, ¿cómo afecta realmente a nuestro cuerpo? ¿qué la produce y cómo podemos evitarla?

En entrevista para MILENIO, la nutrióloga Samantha Alvarado, maestra en Nutrición Clínica y Salud Pública por University College of London, aclara nuestras dudas y desmiente mitos sobre el "mal del puerco".

¿Qué es y por qué sucede la marea alcalina?

Durante la digestión se genera ácido clorhídrico que ayuda con la descomposición de los alimentos; sin embargo, cuando existe una sobreproducción de este ácido -lo cual podría dañar el estómago-, el cuerpo activa un mecanismo de seguridad y comienza a generar bicarbonato de sodio para neutralizarlo.

Es decir, que entre más ácido clorhídrico, más bicarbonato de sodio se produce, esto da pie a un intercambio de electrolitos en la sangre del estómago, y desata lo que se conoce como marea alcalina, somnolencia postprandial o mal del puerco.

“En este intercambio de electrolitos es cuando aumenta el PH, éste sube como consecuencia de una comida muy rica en proteína y muy rica en grasa. Es pasajero y normalmente lo que ocasiona es que la gente sienta mucho cansancio, fatiga, inclusive que quieran dormir”, señala la nutrióloga Samantha Alvarado.

Síntomas de la marea alcalina

Además del dolor de cabeza, la sensación de pesadez, el cansancio y -esa casi incontrolable- necesidad de tomar una siesta, la experta en nutrición menciona que algunas personas llegan a padecer vómito. Señala que el exceso de cantidad de comida que ingerimos es el principal causante de la marea alcalina.

“En particular tiene que ser con una ingesta con un exceso de proteína y grasa porque esto es lo que va a causar una mayor cantidad de ácido en el estómago, y por lo tanto el cuerpo tiene que producir más bicarbonato para compensar el PH… Lo que podría ocasionar esta marea alcalina es el exceso en la cantidad”, indica la fundadora de Verde Agua, un proyecto que impulsa a las personas a comer alimentos reales.

¿Cuánto dura la marea alcalina? 

La nutrióloga señala que suele durar de 5 minutos a 2 horas, dependiendo de la cantidad de alimentos ingeridos. Puede pasar en el desayuno, la comida o cena, es durante ésta última que “la gente no lo nota tanto porque van directo a dormir”.

“No es una enfermedad, es una condición que le puede dar a cualquier persona en cualquier momento no importa la edad, pero esto te puede realmente imposibilitar y bajar el nivel de productividad que tiene uno trabajando”, menciona.

¿Dormir después de comer provoca que aumentes de peso?

Ahora bien, dormir inmediatamente después de comer es uno de los síntomas más frecuentes de la marea alcalina, y seguro te preguntarás: ¿esto podría originar un aumento de peso? Pues, resulta que no. La nutrióloga Samantha Alvarado explica que es uno de los mitos más comunes.

“Una persona sube de peso o grasa cuando hay un desbalance de energía, es decir, yo consumo más de lo que gasto. Cuando nosotros consumimos una comida, tenemos la marea alcalina y nos rendimos ante el sueño y la fatiga, nos dormimos después de comer, no va a generar que la persona suba de peso, lo que va a generarlo es el exceso energético que la persona consumió durante el día y la baja del gasto energético. No importa si comes algo y después duermes eso no va a hacer que subas de peso”, aclara.

¿Un riesgo para las personas con diabetes?

La nutrióloga Alvarado, certificada como Educadora en Diabetes de la Ibero, menciona que la marea alcalina no es una enfermedad, es una condición que se puede acentuar más en las personas que padecen algún tipo de diabetes.

“La marea alcalina haría más difícil para los médicos compensar a una persona que llega al hospital con diabetes descontrolada. Lo primero es controlar la glucosa y les cuesta muchísimo trabajar, es en un par de horas o días controlar la glucosa y ver que no afecte a otros órganos porque el problema no es que la glucosa exista, todos tenemos glucosa en la sangre, el problema es que en niveles muy altos llega a ser tóxico para el cuerpo, a eso agrégale la condición de la marea alcalina, estamos descompensando por completo el cuerpo, porque además todos nuestros electrolitos y toda la sangre que está en tu cuerpo no está funcionando al cien”, señala.

Marea alcalina, una llamada de atención

La experta aclara que cuando hablamos de una persona saludable sin ningún padecimiento o enfermedad, la marea alcalina no representa un problema de salud, ya que se trata de una condición momentánea; no obstante, es un mensaje que manda el cuerpo para advertir que se está comiendo en exceso.

“Lo importante es entender que la marea alcalina podría ser una llamada de atención para que las personas nos demos cuenta que estamos comiendo mucho. No nos va a hacer daño a la larga, pero es importante que aprendamos a escuchar nuestro cuerpo porque aunque es un mecanismo de acción totalmente normal, estoy provocando demasiado ese mecanismo”, advierte.

Recomendaciones para evitarla

La nutrióloga brinda dos recomendaciones básicas que te ayudarán a evitar la marea alcalina:

1. Dividir la comida durante el día en porciones, es decir, tener un desayuno, comida y cena controlada para distribuir la cantidad de energía que se está consumiendo.

2. Dividir con colaciones o snacks esas comidas. Tener uno a mediodía y otro entre las 4 o 5 de la tarde. Una ingesta de nutrientes pequeña que evite llegar con demasiada hambre a la siguiente comida. 

Fuente: milenio.com

Pin It