Enfermedad renal y alimentación preventiva

Pin It

El diagnóstico de esta enfermedad juega un papel importante, en etapas tempranas es posible realizar acciones saludables que frenen su rápida progresión

Cada uno de los órganos de nuestro organismo cumple una tarea vital para lograr el equilibrio y mantener la salud. La función de los riñones es eliminar los desechos y el exceso de agua del cuerpo. Cuando pierden dicha función y no pueden realizar su trabajo, se sufre daño renal o enfermedad renal (ER).

La ER es una enfermedad que puede empeorar con el tiempo y generar una enfermedad renal crónica (ERC), es posible que en las primeras etapas el paciente no pueda identificar ningún síntoma, pero en la etapa final, los riñones ya no tienen la capacidad de eliminar suficientes desechos y el exceso de líquido del cuerpo y es necesario una diálisis o un trasplante de riñón.

Las causas más comunes de este padecimiento son dos enfermedades crónicas: la diabetes y la hipertensión arterial. Estas patologías tienen diferentes causas, pero entre ellas destacan el estilo de vida, donde una mala alimentación o la obesidad pueden desencadenarlas.

La especialista en nutrición y dietética, Xochitl Palacios explica que una alimentación preventiva es importante para el tratamiento de todas las enfermedades o cualquier patología crónica, sin embargo, en la enfermedad renal tiene un papel protagónico.

"Para una persona que padece una enfermedad renal es importante porque puede frenar una progresión rápida de la enfermedad y prevenir otras complicaciones cardiovasculares que esta patología puede presentar", explica.

Agrega que el objetivo de los profesionales en nutrición es que el paciente mantenga una alimentación saludable y nutritiva, que le ayude a prevenir otros riesgos en su estado de salud. El trabajo incluye elaborar un plan de alimentación variado con todos los grupos de alimentos, pero Palacios enfatiza en la necesidad de que sea personalizado.

El cuidado de los riñones

Algunas recomendaciones que comparte la experta en nutrición incluyen las técnicas de cocina, que ayudan a eliminar el potasio y otros componentes que no se deben consumir en grandes cantidades.

Por ejemplo, la técnica del remojo en vegetales y hojas, se deben dejar durante 12 o 24 horas antes de cocinarlas; otras técnicas son la doble cocción y el congelamiento.

Además, recomienda consumir frutas en conservas o ya cocidas y evitar los alimentos que contienen altas cantidades de sodio (sal).

Otro de los puntos que destaca la profesional en nutrición es el incremento de estas patologías renales a temprana edad.

"La enfermedad renal no es exclusiva de adultos mayores, hay pacientes de 30 años ya afectados con la patología. Creemos que no se toma la importancia necesaria al riñón", explica.

Actualmente la enfermedad renal constituye un grave problema de salud pública, estudios recientes indican que aproximadamente, en unos diez años esta prevalencia puede duplicarse, porque los procesos crónicos como la diabetes, la hipertensión arterial y la obesidad siguen aumentando.

Debemos poner atención en

Controlar la cantidad de proteínas. Porque someten al riñón a un excesivo trabajo, pero las necesitamos para una buena nutrición.

Reducir el potasioSi se acumula en la sangre se corre el riesgo de presentar alteraciones en el corazón.

Reducir el fósforoPorque un nivel elevado en la sangre a largo plazo afecta la forma de nuestros huesos.

Asegurar el consumo de calcio y vitamina CSon indispensables para proteger los huesos.

Controlar el aporte de sodio (sal) y líquidos.El sodio favorece la retención de líquidos que el riñón no puede eliminar.

Consejos para conseguirlo

Adaptarnos al consumo de alimentos que contengan proteínas de alta calidad: carnes magras, huevos y pescado.

Controlar el consumo de legumbres, frutas y verduras. Aplicar las técnicas de cocina y elegir frutas en conserva o congeladas.

Evitar el consumo de productos integrales, frutos secos y refrescos gaseosos.

Consumir moderadamente lácteos enteros: leche, yogur y queso fresco.

Cocinar con poca sal y condimentar con hierbas aromáticas y especias.

Fuente: laprensagrafica.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 318 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta