Tomar leche en el desayuno puede beneficiar a los diabéticos

Pin It

Beber leche en el desayuno puede ayudar a los personas con diabetes tipo 2 a controlar la enfermedad, según un estudio publicado ayer en la revista médica Journal of Dairy Science.

Un grupo de científicos de la Universidad de Guelph (Canadá) midió los efectos de desayunar 250 ml de leche en los niveles de glicemia y la sensación de saciedad de 32 adultos sanos.

Los resultados arrojaron que el consumo redujo el valor de la glicemia pospandrial (glucosa en sangre de dos a cuatro horas después de haber ingerido alimentos) de todos los participantes a lo largo del día. Además, el efecto se intensificó en quienes consumieron leche fortificada con proteínas. El hallazgo podría ser clave, si se toma en cuenta que mantener los niveles de glicemia es fundamental para los pacientes de diabetes tipo 2.

El estudio también comprobó que la leche favoreció la sensación de saciedad, lo que condujo a la población estudiada a comer menos en el almuerzo y, por lo tanto, redujo su riesgo de obesidad, otro factor importante para la aparición y el manejo de la diabetes tipo 2.

Con el aumento de esta enfermedad en el mundo, como una de las principales preocupaciones de la salud humana, estos resultados son de gran relevancia, dijo el profesor Douglas Goff, de la Universidad de Guelph, quien lideró el trabajo.

Según Goff y sus colegas, las proteínas presentes de forma natural en la leche, como la caseína, liberan hormonas gástricas que ralentizan la digestión, lo que aumenta la sensación de saciedad.

También se sabe que las proteínas, en general, disminuyen la absorción de los hidratos de carbono, explica Aníbal Donoso, nutriólogo y diabetólogo de la Clínica de la Universidad de los Andes.

"Probablemente, esto podría explicar la baja en los niveles de glucosa en la sangre", dice el doctor.

"Es un hallazgo importante, tomando en cuenta que en Chile tenemos una población obesa y la leche es un producto mucho más barato que otros de aporte proteico".

Verónica Cornejo, jefa del Laboratorio de Genética y Enfermedades Metabólicas del INTA, opina que, si estos cambios de glicemia ocurren, se necesita realizar estudios locales que permitan medir los beneficios del consumo de leche en la población diabética chilena.

Fuente: El Mercurio

Pin It