Estimulación cerebral, una opción para diabéticos que se abre camino

La estimulación cerebral profunda, una técnica en la que se usan electrodos para enviar impulsos eléctricos a zonas específicas del cerebro, se ha convertido en los últimos años en una seria promesa terapéutica para pacientes con enfermedades neurológicas como el temblor hereditario.

Enfermedad de Parkinson, distonía, ciertas epilepsias, dolor crónico y trastorno obsesivo compulsivo. Lo que no estaba en las cuentas de los especialistas es que también podría servir para pacientes diabéticos.

El menos eso cree Kasper ter Horst y sus colegas del Academic Medical Center en Holanda. Este grupo de endocrinólogos y neurocientificos descubrieron que la estimulación eléctrica del cerebro puede regular el metabolismo del azúcar en sangre (o glucosa) y aumentar la sensibilidad a la insulina en un pequeño grupo de pacientes. Una alternativa terapéutica alejada de los tratamientos farmacológicos tradicionales para esta enfermedad.

“Estos resultados ofrecen evidencia directa en humanos de que la señalización química en el cuerpo estriado del cerebro es esencial para la regulación de la glucosa, y podría dar lugar a terapias innovadoras para la diabetes de tipo 2, que afecta a más de 30 millones de estadounidenses”, apuntaron en un comunicado institucional.

Horst y su equipo realizaron varios experimentos con estimulación cerebral profunda en un grupo de 15 pacientes. Al analizar los cambios en los niveles de glucosa en sangre, notaron que el tratamiento aumentaba la sensibilidad a la insulina y redujo notablemente la necesidad de insulina del paciente diabético.

Los autores afirman que la ECP constituye una prometedora herramienta terapéutica para abordar las bases metabólicas de la diabetes, la obesidad y otros trastornos que presentan disminución de la sensibilidad a la insulina.

Fuente: El Espectador