Diabetes causa daño al sistema auditivo

Investigadores recomiendan a las personas con diabetes, realizarse pruebas de audición ante una posible conexión en pacientes con diabetes y la pérdida auditiva.

Tras la revisión de estudios anteriores los investigadores del Centro Médico Downstate de la Universidad Estatal de Nueva York, comentaron que aunque no son concluyentes los resultados, existen factores que sí relación la enfermedad con el daño en el oído.

“Muchos estudios, aunque no todos, han mostrado una asociación entre la diabetes y el deterioro del oído en sujetos humanos”, mencionó Elizabeth Helzner, profesora de la Facultad de Salud Pública.

Helzner, explicó que la asociación entre diabetes y el deterioro auditivo tiende a ser más potente en los estudios que incluyeron pacientes jóvenes. Es posible que en los pacientes con mayor edad, otras causas relacionadas con del deterioro auditivo pudieran enmascarar la contribución de la diabetes.

Los investigadores señalan que la pérdida auditiva se ha vinculado con el aislamiento social, la depresión, el deterioro mental, la demencia y un riesgo más alto de caídas.

De acuerdo con la doctora Olivia Ávila, especialista de la Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de la Sordera A.C. el daño se manifiesta a manera de zumbidos o campanilleo en el oído, mareo, desequilibrio corporal, baja audición o la pérdida de auditiva durante episodios.

Una vez detectado este problema y bajo tratamiento médico, un tercio de los pacientes a quienes se diagnostica esta deficiencia logran recuperar el cien por ciento de las funciones auditivas, otro tercio lo recupera parcialmente y el resto no lo hace.

La diabetes es el mayor problema al que se enfrenta el sistema de salud nacional: es la principal causa de muerte en adultos, la primera causa de demanda de atención médica y la enfermedad que consume el mayor porcentaje de gastos en las instituciones públicas.

Los investigadores señalan que la pérdida auditiva se ha vinculado con el aislamiento social, la depresión, el deterioro mental, la demencia y un riesgo más alto de caídas.

De acuerdo con la doctora Olivia Ávila, especialista de la Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de la Sordera A.C. el daño se manifiesta a manera de zumbidos o campanilleo en el oído, mareo, desequilibrio corporal, baja audición o la pérdida de auditiva durante episodios.

Una vez detectado este problema y bajo tratamiento médico, un tercio de los pacientes a quienes se diagnostica esta deficiencia logran recuperar el cien por ciento de las funciones auditivas, otro tercio lo recupera parcialmente y el resto no lo hace.

La diabetes es el mayor problema al que se enfrenta el sistema de salud nacional: es la principal causa de muerte en adultos, la primera causa de demanda de atención médica y la enfermedad que consume el mayor porcentaje de gastos en las instituciones públicas.

Fuente: Fundación Carlos Slim