Warning: strlen() expects parameter 1 to be string, array given in /home/vivecond/public_html/plugins/system/headtag/tagparser.php on line 55

Estudio demuestra éxito en tratamiento para ulceras diabéticas en los pies

Pin It

Un estudio científico multicéntrico realizado en 22 adultos con úlceras diabéticas graves en sus miembros inferiores dio como resultado un mejoramiento notable de sus heridas tras aplicar una terapia de oxígeno hiperbárico, aún sin previo tratamiento de su control glucémico.

“Las investigaciones sugieren que el tratamiento con oxígeno hiperbárico debe ser aplicado sin demora en pacientes con úlceras diabéticas (heridas abiertas e infectadas que tienden a empeorar) aún en aquellos pacientes cuyo control glucémico no sea óptimo al momento en que la terapia es prescrita” afirmó el doctor Owaise Mansuri de la Southern Illinois University de Springfield en Estados Unidos.

El oxígeno hiperbárico está siendo cada vez más utilizado conjuntamente con antibióticos, desbridamiento y las terapias de revascularización, en el tratamiento de heridas crónicas que no cicatrizan y se infectan, asociadas con el mal control de la diabetes. Este tratamiento mejoró notablemente no sólo la úlcera, sino también la función de los fagocitos, la síntesis del colágeno y la angiogénesis. El desbridamiento es el procedimiento de eliminación del tejido muerto, dañado o infectado, que se realiza quirúrgicamente o con método larval para mejorar el tejido restante en una úlcera diabética.

¿Cómo se realizó este estudio?
12 de los participantes en este estudio tenían valores de hemoglobina A1c menores de 7.5% y formaron parte del grupo de “controlados” y los otros 10 participantes tenían valores de 7.5% o mayores, de hemoglobina A1c y entraron en el grupo de “no controlados”. Los participantes recibieron 20 sesiones de oxígeno hiperbárico y cuidados de rutina de sus úlceras diabéticas durante un mes. Todos tenían úlceras diabéticas profundas con serios daños que corresponden a los grados del 2 al 4 de la clasificación Wagner.

Sistema de Clasificación de Ulceras Wagner
Grado 1 - Ulcera diabética superficial.

Grado 2 - Ulcera diabética que envuelve a los ligamentos, los tendones, la cápsula de las coyunturas y la membrana que recubre los músculos y los mantiene en su lugar, pero sin presencia de absceso u osteomielitis (infección en el hueso).

Grado 3 - Ulcera diabética profunda con presencia de absceso u osteomielitis o infección en el hueso.

Grado 4 - Presencia de gangrena en la parte delantera del pie.

Grado 5 - Presencia de gangrena extendida por todo el pie.

Resultados del estudio
El volumen de las heridas fue reducido en un 71% entre los participantes que formaban parte del grupo con niveles de A1c controlados (< a 7.5%) mientras que dicho volumen se redujo en un 65% en aquellos participantes del grupo “no controlado” con niveles de hemoglobina A1c mayores a 7.5%, lo cual no representa una diferencia significativa en la sanación o mejoría de dichas úlceras entre ambos grupos.

La mejoría de las úlceras con la aplicación del tratamiento, tampoco fue alterada por la presencia de enfermedad arterial periférica, hipertensión, tabaquismo, peso corporal o duración del diagnóstico de diabetes o de la aparición de la úlcera, afirmó el doctor Mansuri.

Los resultados de la investigación fueron mezclados, pero el estudio mostró un incremento en la sanación o mejoría de las úlceras diabéticas y una disminución notable en la necesidad de amputación, con la aplicación del tratamiento de oxígeno hiperbárico, sin que hubiese una diferencia significativa entre ambos grupos a pesar de la diferencia en los valores de hemoglobina A1c (6.5% vs 8.8%). “El impacto del control glucémico al momento de aplicar el tratamiento no fue analizado en este estudio”, dijo el doctor Mansuri.

“Creemos que el efecto del tratamiento con oxígeno hiperbárico tiene la suficiente potencia para contrarrestar los efectos negativos de la hiperglicemia” fue lo que respondió el doctor Mansuri cuando se le preguntó cómo conciliar los resultados de este estudio con otros estudios que demuestran que la hiperglicemia dificulta y retrasa la sanación o mejoría de las úlceras diabéticas.

Fuente: Diabetes al Día / Joe Cardozo

Pin It