Con uno o más factores de riesgo de diabetes, 37 por ciento de mexicanos

Pin It

La esperanza de vida de las personas con diabetes se reduce 10 años respecto a la población general, por lo que en promedio mueren a los 66.7 años, advirtió Ruy López Ridaura, jefe de la Unidad de Investigación en Diabetes y Riesgo Cardiovascular del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Dijo que aunque ha aumentado la información sobre el padecimiento y su control, es insuficiente cuando las estadísticas revelan que una cuarta parte de las personas mayores de 60 años la tienen y, en promedio, casi 37 por ciento de la población presenta uno o más factores de riesgo.

Entre esos factores, que conforman el conocido como síndrome metabólico, que pueden llevar a las personas a desarrollar diabetes están la hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos elevados, niveles altos de glucosa en ayuno y obesidad abdominal. El especialista dijo que con esta condición viven 42.2 por ciento de las mujeres y 36.8 por ciento de los hombres en el país.

Entre los indicadores de mayor relevancia destacan el sobrepeso y la obesidad, que afectan a 71 por ciento de los adultos; la mitad registra niveles elevados de colesterol LDL (malo), 40 por ciento tiene alterada la presión arterial y una tercera parte rebasa los límites de glucosa en ayuno.

Así, aunque de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012, sólo 9.2 por ciento de la población reportó tener un diagnóstico de diabetes, es factible que ese indicador aumente en los próximos años.

El especialista comentó que el INSP dará a conocer en breve los resultados de las pruebas de laboratorio de las muestras de sangre obtenidas durante el levantamiento de la Ensanut, con las cuales se determinará la cantidad de personas que ya tienen diabetes pero no lo saben.

Estimaciones preliminares señalan que 16 por ciento de los mexicanos son diabéticos. El dato confirmaría que México reporta la mayor prevalencia de la enfermedad entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), indicó López Ridaura durante un taller sobre esa enfermedad organizado por el laboratorio farmacéutico Novo Nordisk.

En tanto, José Antonio Canela, especialista en el manejo de la alteración metabólica en el Centro Especializado de Diabetes de la ciudad de México, comentó sobre la relevancia que adquiere el manejo integral de los pacientes y revertir situaciones de falta de información que obstaculizan el control de la enfermedad.

Refirió datos de otro estudio con representación nacional, según los cuales a 77 por ciento de los enfermos nunca se les ha indicado que modifiquen su dieta y a 60 por ciento no les han dicho que deben realizar ejercicio físico como parte de su tratamiento.

Además, entre las personas con uno o varios factores de riesgo para el desarrollo de la diabetes, 26 por ciento nunca se han practicado un análisis de sangre. Y entre los pacientes, 61 por ciento reportaron –antes del diagnóstico– que no recibió información del riesgo en que se encontraban.

A su vez, Iván Loria, coordinador de promoción de la salud de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, comentó sobre las diversas acciones emprendidas en la capital del país para informar a las personas e incentivar los cambios en el estilo de vida. Entre otras, la instalación de 600 gimnasios urbanos y los programas de activación física y el uso de bicicleta.

Fuente: Ángeles Cruz / La Jornada

Pin It