Obesidad y diabetes: cuál es el efecto del balón gástrico sin cirugía para bajar de peso

Pin It

El dispositivo es una novedosa herramienta terapéutica que se ingiere bajo supervisión médica. Un nuevo estudio reveló que pacientes que siguen este tratamiento redujeron hasta 14% su peso corporal

La incidencia de las enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes se mantiene en aumento en todo el mundo desde hace décadas, además, la mala alimentación y los hábitos de vida poco saludables empeoran el escenario. Así las cosas, se estima que para 2045, 783 millones de personas, o 1 de cada 8 adultos, vivirán con diabetes en todo el mundo, lo que muestra la urgente necesidad de más y mejores opciones de tratamiento.

En ese camino, los balones gástricos ingeribles sin cirugía ni endoscopía inauguraron una nueva generación de recursos terapéuticos para combatir la obesidad y las enfermedades metabólicas asociadas, como la diabetes. En este tratamiento, el paciente ingiriere el dispositivo a través de una cápsula colocada bajo supervisión médica, que luego se infla para ocupar el 80% del estómago y generar sensación de saciedad.

Ahora, una nueva investigación reveló los resultados de esta técnica novedosa: durante el Congreso de la Semana de la Obesidad en San Diego, Estados Unidos, se presentó un nuevo estudio que mostró que pacientes tratados con el balón gástrico ingerible en conjunto con un programa de hábitos y estilo de vida saludables perdieron 14,1% de su peso corporal total después de solo cuatro meses.

Bajar de peso ayuda a mejorar el control del azúcar en la sangre (glucosa) y mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Cuanto mayor es la pérdida de peso, los resultados metabólicos son mayores.

Para la investigación se evaluaron a 3.716 personas de 26 centros médicos en 9 países. El estudio evaluó el desempeño del balón gástrico ingerible Allurion, que no requiere cirugía, endoscopia ni anestesia y, siempre acompañado por un estilo de vida saludable y una alimentación balanceada, mejoró significativamente los parámetros metabólicos (glucemia, colesterol, entre otras), con un perfil de seguridad consistente en una población diversa y global.

“Este nuevo estudio, el más importante publicado en resultados de balón gástrico, con una pérdida de peso promedio del 14% en solo cuatro meses en casi 4,000 pacientes, demuestra que ofrece resultados que mejoran no sólo el peso sino también ofrece beneficios metabólicos en una amplia población”, señaló la doctora Marianela Aguirre Ackermann, magister en Diabetes y directora del departamento de Nutrición y Diabetes de CIEN Argentina, quien estuvo presente en el Congreso de la Semana de la Obesidad en San Diego.

“Con una pérdida de peso del 10 al 15% hoy reconocida como un impulsor en lograr la remisión de la diabetes, el Programa Allurion ahora tiene un papel mucho más amplio que desempeñar en la salud metabólica”, apuntó la especialista que integrar el Grupo de Trabajo de Obesidad de Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) y el Comité de Obesidad de la Sociedad Argentina de Diabetes.

Este estudio aporta al nuevo informe de consenso de Tratamiento de la Diabetes tipo 2, publicado el mes pasado por la Asociación Americana de Diabetes (ADA) y la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) que recomendó la necesidad de un mayor énfasis en la pérdida de peso como parte de un enfoque holístico para el control de la diabetes.

El informe de consenso ADA-EASD confirmó que una pérdida de peso del 5-15% debería ser un objetivo principal del manejo de la Diabetes para muchas personas que viven con Diabetes tipo 2 y a mayor pérdida de peso, mejores resultados.

La pérdida de peso del 5 al 10% logra mejoría metabólica y una pérdida de peso del 10 al 15% o más puede tener un efecto modificador de la enfermedad y lograr la remisión de la diabetes.

“La obesidad y la diabetes tipo 2 son pandemias de magnitud sin precedentes, y a menudo afectan a los pacientes simultáneamente. Hoy sabemos que tratar la obesidad en personas con diabetes tipo 2 logra mejorar los parámetros de glucemia, Hemoglobina Glicosilada, colesterol, y bajar el riesgo cardiometabólico. Contar con nuevos tratamientos, efectivos y seguros para las dos enfermedades es muy importante“, dijo la doctora Aguirre Ackermann.

El doctor Edgardo Serra, director del departamento de Cirugía Bariátrica y Metabólica de CIEN Argentina, confirmó que estos nuevos datos demuestran que además de ser un tratamiento de vanguardia y de mínima invasión, el balón gástrico ingerible y sin cirugía logra resultados mas allá del peso corporal, al mejorar los parámetos de las enfermedades metabólicas.

“Proporciona a los pacientes una herramienta efectiva para reducir la hemoglobina A1c (HbA1c) y poner en remisión tanto la prediabetes como la diabetes tipo 2. Estos resultados subrayan los beneficios del programa más allá de la pérdida de peso y resaltan que puede tener un impacto significativo en la salud de los pacientes”, remarcó el doctor Serra.

Hábitos saludables para controlar la diabetes

El informe de consenso ADA-EASD también remarcó que el sueño saludable es un componente clave del estilo de vida para el manejo de las enfermedades metabólicas. Los trastornos del sueño son comunes en la diabetes tipo 2 y causan alteraciones en la cantidad, calidad y momento del sueño y se asocian con un mayor riesgo de obesidad y deficiencias en el funcionamiento diurno y el metabolismo de la glucosa.

Además, la apnea obstructiva del sueño afecta a más de la mitad de las personas con diabetes tipo 2, y se asocia con los niveles de glucosa en sangre.

Otros pilares en el tratamiento de la diabetes tipo 2 identificadas en el informe incluyen el apoyo nutricional, el aumento de la actividad física y proporcionar herramientas para ayudar a las personas que viven con diabetes a desarrollar y mantener comportamientos más saludables.

Fuente: infobae.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 311 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta