Una investigación señala que beber té puede reducir el riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas y la mortalidad

Pin It

Varios estudios de gran envergadura han revelado que el consumo de varias tazas de té al día podría aportar una serie de beneficios para la salud

Cada vez hay más pruebas que sugieren que beber varias tazas de té al día tiene numerosos beneficios para la salud, como la reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes y mortalidad en general.

La investigación más reciente sobre el tema, una revisión de 19 estudios, se presentará en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes la próxima semana. Los resultados sugieren que beber al menos cuatro tazas diarias de té negro, verde u Oolong reduce el riesgo de que una persona desarrolle diabetes de tipo 2 en un 17% a lo largo de una década.

En la investigación, realizada por un equipo de China, participaron más de un millón de adultos de ocho países. Los resultados indican que hay menos beneficios asociados a beber menos tazas de té. Los resultados mostraron que entre una y tres tazas al día sólo reducen el riesgo de diabetes de tipo 2 en un 4%. El riesgo de desarrollar diabetes se redujo en un 1% por cada taza diaria adicional.

“Nuestros resultados son emocionantes porque sugieren que la gente puede hacer algo tan simple como beber cuatro tazas de té al día para reducir potencialmente su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2”, explicó en un comunicado Xiaying Li, investigador de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Wuhan.

Un estudio publicado el mes pasado descubrió que beber dos o más tazas diarias de té negro reducía el riesgo general de muerte entre un 9% y un 13% entre los habitantes del Reino Unido durante un periodo de 14 años, en relación con los que no bebían té. El estudio también reveló una asociación entre el consumo de varias tazas de té y un menor riesgo de enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular.

“Creemos que nuestros hallazgos serán muy tranquilizadores para las personas que ya beben té”, señaló la doctora Maki Inoue-Choi, científica del Instituto Nacional del Cáncer que dirigió esa investigación.

Inoue-Choi dijo que incluso entre las personas de su estudio que bebían más de 10 tazas al día, “no vimos ningún efecto negativo en el riesgo de mortalidad”.

Los antioxidantes del té podrían reducir la inflamación

Los beneficios para la salud de beber té pueden tener que ver con los polifenoles, compuestos que se encuentran de forma natural en las plantas y que proporcionan antioxidantes.

“Estos compuestos podrían disminuir la inflamación y el estrés oxidativo en el cuerpo, y a su vez eso posiblemente reduzca el riesgo de desarrollar ciertas condiciones de salud como las enfermedades del corazón”, dijo Inoue-Choi.

Los polifenoles dominantes en el té verde, las catequinas, pueden ser especialmente útiles para evitar enfermedades al proteger las células del daño. Cuando las hojas de té verde se fermentan para hacer té negro, las catequinas se convierten en teaflavinas, otra forma de antioxidantes.

Inoue-Choi dijo que esto podría explicar por qué tanto el té verde como el negro parecen conferir beneficios para la salud. También podría explicar por qué la gente necesita beber mucho té para ver un riesgo significativamente menor de enfermedad o muerte.

De hecho, el equipo de China descubrió en otro estudio con 5,200 adultos que, sin tener en cuenta el número de tazas de té que se consumían, el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 era prácticamente el mismo para los bebedores de té que para los que no lo eran.

En su estudio, dijo Inoue-Choi, descubrió que añadir leche o azúcar al té no reducía los beneficios para la salud, pero los participantes tendían a usar esos ingredientes con moderación.

“El té azucarado de la tienda tiene mucho más azúcar. Debemos seguir las directrices dietéticas para evitar el exceso de azúcar y de grasas saturadas”, señaló.

Sin embargo, el estudio de Inoue-Choi no encontró ninguna relación entre el consumo de té y un menor riesgo de muerte por cáncer.

Aunque algunos estudios anteriores han sugerido que beber té puede disminuir el riesgo de cáncer de próstata, pulmón, ovarios o colorrectal, un estudio también descubrió que beber tres tazas de té negro al día era un factor de riesgo significativo para el cáncer de mama. Otro estudio descubrió que beber té muy caliente (a más de 149 grados Fahrenheit o 65 grados Celsius) se asociaba a un mayor riesgo de cáncer de esófago.

“Los resultados sobre el cáncer han sido más contradictorios”, afirma Inoue-Choi, quien añade que se necesitan más investigaciones. “Ha habido resultados más consistentes para las enfermedades cardíacas o los accidentes cerebrovasculares”, añadió.

Por ahora los científicos no están ofreciendo ninguna recomendación amplia sobre la cantidad ideal de té que se debe beber.

“No recomendaríamos a la gente que cambie su consumo de té basándose únicamente en este único estudio”, aclaró Inoue-Choi.

Fuente: telemundo.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 206 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta