Neem, el árbol maravilla contra hongos, diabetes y hasta el estrés

Pin It

Existen plantas medicinales que tienen tantas bondades, que bien se podría escribir un libro solo de una única especie. Tal es el caso del maravilloso árbol de neem.

El neem tuvo su origen en los bosques secos del interior de Myanmar y desde allí colonizó las junglas secas del oeste y el centro de la India. Este árbol maravilla posee cantidades de beneficios y combate principalmente la diabetes, los cánceres, enfermedades cardiovasculares, el virus del herpes, hepatitis, la ansiedad, estrés, infecciones, malestares estomacales, los parásitos, purifica y limpia la sangre, su fruto sirve como un gran purgativo, tratamiento de úlceras, ayuda a aliviar la psoriasis, adelgazar, prevenir infecciones sexuales, disminuye la desertificación, absorbe el dióxido de carbono, control de plaga, tratamiento de la sarna, excelente para la salud bucal, de la piel, el cabello, las uñas y entre muchos otros beneficios.

De sus semillas se extrae un aceite que sirve para acelerar el proceso de curación de los brotes de herpes aplicándolo sobre las llagas y ampollas.

Aplicado tópicamente también puede reducir el dolor y el ardor de los brotes de herpes.

Una alternativa muy eficiente es el uso del Neem que puede emplearse para tratar las hemorroides, fundamentalmente por sus propiedades cicatrizantes y similares a la cortisona (sin los daños secundarios) con efectos casi inmediatos que alivian la inflamación y el dolor de una manera completamente natural y sin riesgos. Evita hongos, bacterias y parásitos por lo que ayuda a que las hemorroides sangrantes no se infecten y se complique el malestar.

También es muy efectivo para los hongos en pies y uñas y para el molestoso pie de atleta. Eficaz repelente de insectos.

Para reforzar al aceite aplicado directamente sobre las partes afectadas, ya sea de herpes, hemorroides u hongos, se recomienda ingerir una cápsula de polvo de neem antes de cada comida.

Fuente: reporteroshoy.mx

Pin It

Quien está en línea

Hay 275 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta