Hispanos y el corazón, una peligrosa paradoja

Pin It

Las enfermedades de este órgano vital representan la principal causa de muerte entre los latinos en EEUU

Los números no mienten, sostiene la lógica o sabiduría popular y, en este caso en específico, son muy claros. Según el Centro de Prevención de enfermedades de Estados Unidos (CDC), alrededor de 600.000 personas que habitan en el país mueren cada año a causa de enfermedades cardíacas, una alarmante proporción de 1 de cada 4 decesos. Si lo llevamos a la escala temporal, cada 40 segundos una persona en los Estados Unidos sufre un ataque cardiaco y cada minuto, se reporta una muerte relacionada a accidentes cardiovasculares. Entretanto, la Asociación Americana del Corazón reporta que las enfermedades cardiacas son la primera causa de muerte en los hispanos. Y que “casi el 50% de los hombres hispanos tiene algún tipo de enfermedad del corazón”

Los CDC alertan que “varias afecciones y selecciones de estilos de vida pueden poner a las personas en mayor riesgo de enfermedades cardiacas”, entre ellas: diabetes, sobrepeso, obesidad, mala alimentación, inactividad física y consumo excesivo de alcohol.

Y en este sentido, en los últimos años se reportó una alta prevalencia de obesidad en la población latina del país, que varió de 21 % a 36,7 % en adultos hispanos.

En un artículo St Luke Health se plantea que “el exceso de peso puede conducir a una acumulación de placa en las arterias, lo que aumenta aún más el riesgo de ataque al corazón o derrame cerebral. Además, la obesidad puede aumentar su presión sanguínea, bajar el colesterol "bueno" HDL, aumentar el colesterol malo y aumentar los niveles de triglicéridos”.

Por otro lado, se estima que el 30 % de los adultos hispanos tienen diabetes y “las enfermedades del corazón, en particular la enfermedad de la arteria coronaria y la insuficiencia cardíaca congestiva, son casi dos veces más comunes para los diabéticos debido a que los altos niveles de azúcar en la sangre pueden ser perjudiciales para los vasos sanguíneos del corazón”, apunta la institución sanitaria.

Además, hay que tener en cuenta los resultados de una encuesta reciente realizada por los CDC que determinó que más de una cuarta parte de los hispanos reportaron tener hipertensión arterial. “De los individuos con hipertensión arterial, casi un tercio no estaban tomando medicamentos que puedan ayudar a reducir su riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular”.

Lo anterior, unido a las particularidades de la dieta y otros hábitos característicos por región, representan un coctel Molotov para la salud del corazón. Eso sin contar la influencia de otros factores externos y demográficos.

Los investigadores del CDC encontraron que los latinos nacidos en Estados Unidos tienden a tener peor salud que los inmigrantes latinos que ahora viven aquí. Los latinos nacidos aquí padecen 30% más obesidad que los inmigrantes, 40% más presión arterial alta, 72% más consumo de tabaco, 89% más enfermedades del corazón, y 93% más cáncer.

“Tiene mucho que ver con los tipos de comida que se comercializa entre nuestra gente, por ejemplo: bebidas endulzadas, comidas grasosas, las raciones extragrandes de algunas cadenas de comida rápida,” dijo el Dr. Kenneth Domínguez, médico epidemiólogo del CDC.

En comparación con los blancos, es más probable que los latinos:

- Padezcan obesidad hasta en un 23%

- Mueran a causa de la diabetes hasta en un 51%

- Mueran de enfermedad hepática crónica y de cirrosis hasta en un 48%

- Sean víctimas de homicidio hasta en un 91%

Contradictoriamente, a niveles totales, los hispanos presentan menores tasas de mortalidad cardiovascular que los blancos no hispanos en Estados Unidos (244.8 frente a 189.0 por cada 100.000 habitantes), a pesar de que, en muchas ocasiones, su situación económica baja desde el punto de vista comparativa se relaciona con una mala salud. Este fenómeno se conoce como paradoja hispana.

No obstante, un estudio de Asociación Americana del Corazón (AHA) advierte que “las comunidades de Estados Unidos con una alta densidad de población hispana tienen mayores tasas de muerte por enfermedad cardiovascular que otros vecindarios más heterogéneos”. Las cifras señalan que el número de muertes por estos padecimientos en hispanos en estos territorios es un 60 % mayor.

¿Entonces? Eduardo Sánchez, director médico de la AHA subraya: “El código postal importa. Los resultados no son tan sorprendentes si se tiene en cuenta que esta población también tiene más probabilidad de contar con escasos ingresos, niveles de educación más bajos y menos médicos de atención primaria disponibles”.

Los latinos en Estados Unidos representan un grupo de crecimiento continuo, las comunidades con grandes por cientos de hispanohablantes se multiplican y con ello, estilos de vidas, tradiciones, malos hábitos, alimentación y costumbres propias de la idiosincrasia de cada país. Las enfermedades del corazón, más allá de la paradoja hispana, representan la principal causa de muerte como en otros grupos étnicos. Por lo tanto, poco a poco, es imperante crear conciencia y tomar acciones encaminadas al bienestar y la salud de las personas.

Fuente: diariolasamericas.com

Pin It