¿Cuáles son los beneficios reales de la vitamina D?

Pin It

La vitamina D, micronutriente asociado al virus del Covid-19, atesora numerosas propiedades beneficiosas para la salud de las personas

En los últimos meses se ha hablado mucho sobre la vitamina D y la posibilidad de ser un tratamiento eficaz frente a pacientes con Covid-19. Es un micronutriente de máxima actualidad, aunque el ser humano necesita esta molécula para vivir desde tiempos inmemoriales.

Durante la pandemia del Covid-19, numerosos estudios han vinculado la vitamina D con el virus. El estudio más significativo tuvo lugar en la Universidad de Cantabria (Santander), cuyos resultados arrojaron que el 80% de personas con Coronavirus presentaba déficit de vitamina D.

Sin embargo, esa simple conclusión no pudo asegurar que el tratamiento basado en vitamina D fuese efectivo en pacientes afectados por el virus, aunque algunos expertos lo han recomendado. La realidad es que ya estamos en 2021 y ninguna institución médica de relevancia ha confirmado esta teoría.

No obstante, la vitamina D cuenta con numerosas propiedades para la salud que es necesario resaltar una vez más. Es importante contar con niveles óptimos de este micronutriente en nuestro organismo, ya que son muchas las funciones que cumple en el mismo.

En este sentido, el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos establece una guía sobre las cantidades suficientes que una persona requiere de vitamina D al día, que dependerá de factores determinantes como la edad y el sexo:

Beneficios de la vitamina D para el organismo

La vitamina D es mucho más que un solo micronutriente. Su principal función es otorgar salud a los huesos, ya que tiene la misión de mantener los niveles de calcio en sangre en un estado óptimo para favorecer la mineralización del sistema óseo.  Por otra parte, esta molécula también es positiva para la estructura muscular del cuerpo humano.

Como hemos avanzado, la vitamina D tiene una importancia crucial en el metabolismo de elementos esenciales para el organismo, como el calcio y el fósforo. Ambos, son sustancias de vital importancia para la salud ósea y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Consumir la cantidad idónea de vitamina D de forma diaria es fundamental para una buena salud. Está demostrado que este micronutriente es beneficioso frente a otras enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2. Además, numerosos expertos en la materia asocian la vitamina D a un menor riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer o patologías cardiovasculares.

Sabiendo todo esto, es importante contar con niveles óptimos de vitamina D en sangre. Pues su deficiencia puede generar raquitismo en niños y osteoporosis u osteomalacia en personas adultas. Todas son enfermedades relacionadas con los huesos. Así, un déficit de esta vitamina está estrechamente vinculado a un mayor riesgo en enfermedades cardíacas, neurológicas y metabólicas.

¿Cómo obtener este micronutriente?

Para gozar de una buena salud evitando tener carencia de vitamina D, lo más recomendable es realizar una alimentación basada en productos que supongan un buen aporte de este micronutriente. Destacan los pescados grasos, hígado vacuno, yema de huevo, queso, variedades de hongos o aguacates. Es una vitamina que suele alojarse en la zona grasa de los alimentos.

Por otra parte, el sol es una importante fuente de obtención de vitamina D. La piel expuesta a los rayos ultravioletas del sol tiene la capacidad de fabricar este micronutriente por sí sola. Por eso, algunas personas en determinadas épocas del año como otoño e invierno presentan falta de vitamina D. Eso sí, es necesario limitar la exposición al sol para evitar problemas cutáneos.

Fuente: tododisca.com

Pin It