Desarrollan una posible vacuna para virus relacionados con la diabetes tipo 1

Pin It

Investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia, junto a colegas finlandeses han producido una vacuna para los virus involucrados en el ataque autoinmune que podría conducir a la diabetes tipo 1, con la esperanza de que pueda proporcionar protección contra la enfermedad, según pubican en la revista científica 'Science Advances'.

Si bien se estima que 50.000 suecos padecen diabetes tipo 1 (también conocida como diabetes juvenil), las causas de la enfermedad siguen siendo desconocidas. Hay un componente genético, pero también se necesitan factores ambientales para que se desarrolle.

Uno de esos factores que se cree que es significativo en la diabetes tipo 1 son las infecciones causadas por un grupo muy común de enterovirus. El subgrupo en cuestión es la familia 'Coxsackie B' (CVB) y se compone de seis cepas que pueden dar lugar al resfriado común. Sin embargo, los CVB también pueden causar infecciones más graves que conducen a enfermedades como la miocarditis y la meningitis.

Según muchas observaciones científicas, una hipótesis sugiere que los CVB desempeñan un papel en el desarrollo de la diabetes tipo 1. La enfermedad se caracteriza por un ataque autoinmune contra las células beta productoras de insulina en el páncreas y es posible que la infección por el virus se inicie de alguna manera este ataque por el sistema inmune.

Los estudios epidemiológicos, en los que los niños con un perfil de riesgo genético para la diabetes tipo 1 fueron controlados mediante análisis de sangre durante un período de muchos años, indican que los CVB podrían ser un contribuyente patógeno.

También hay observaciones de autopsias que sugieren que las CVB podrían estar involucradas en el desarrollo de diabetes tipo 1. Esto, sin embargo, sigue siendo hipotético ya que la conexión aún no se ha probado, aunque es una hipótesis bien establecida entre los investigadores de diabetes.

Los investigadores del Instituto Karolinska y sus colegas de la Universidad de Tampere y la Universidad de Jyväskylä, en Finlandia, han producido ahora una vacuna que protege contra las seis cepas conocidas de CVB. La vacuna se probó en diferentes modelos animales y se demostró que protege a los ratones infectados con CVB contra el desarrollo de diabetes tipo 1 inducida por virus.

Luego, los investigadores probaron la vacuna en monos rhesus que tienen una genética muy similar a la de los humanos. En estos animales, la vacuna funcionó bien e indujo anticuerpos contra CVB, lo que sugiere que podría proteger contra el virus.

"Los resultados brindan un importante respaldo científico a un programa de desarrollo clínico en curso que tiene como objetivo probar una vacuna comercial similar en humanos", destaca el profesor Heikki Hyöty, de la Universidad de Tampere, que participa en el programa de desarrollo clínico. El programa lo lleva a cabo una empresa farmacéutica estadounidense en colaboración con una empresa finlandesa de biotecnología.

Asumiendo que la vacuna es segura en los ensayos clínicos iniciales, el plan es usar la vacuna en niños con un perfil de riesgo genético para la diabetes tipo 1. Los investigadores escriben que si el número de niños que desarrollan diabetes tipo 1 disminuye después de la vacunación o si ninguno desarrolla la enfermedad, confirmará que los CVB son un factor ambiental desencadenante.

"Esperamos que estos ensayos muestren que este tipo de vacuna es efectiva contra las infecciones CVB y se puede administrar a los niños", dice Malin Flodström-Tullberg, profesor de diabetes tipo 1 en el Departamento de Medicina, Huddinge, Karolinska Institutet, y autor correspondiente del estudio.

"Sería fantástico si pudiéramos prevenir los casos de diabetes tipo 1 que actualmente sospechamos que son causados por el virus 'Coxsackiev', aunque el número exacto es difícil de estimar --admite--. Al mismo tiempo, la vacuna brindaría protección contra la miocarditis, que puede tener un curso severo tanto en niños como en adultos, y contra algunos tipos de resfriados, que regularmente alejan a muchos de la escuela y el trabajo".

El estudio fue financiado con subvenciones de Business Finland, la Academia de Finlandia, la Fundación Sueca de Diabetes Infantil (Barndiabetesfonden) y el Programa de Investigación Estratégica en Diabetes del Instituto Karolinska.

La compañía farmacéutica estadounidense que realiza las pruebas es Provention Bio, de la cual Malin Flodström Tullberg es asesor científico. Provention colabora con la empresa finlandesa Vactech Oy, propietaria de patentes en este campo, y de la cual Heikki Hyöty, profesor de la Universidad de Tampere y coautor del estudio, es uno de los fundadores.

Fuente: InfoSalus

Pin It