Hipoglucemia: Mitos y realidades