Las parejas de las personas con diabetes tipo 2 cambian su estilo de vida

Pin It

Un nuevo estudio publicado el pasado 9 de julio en Annals of Family Medicine, ha confirmado que las parejas de las personas recién diagnosticadas con diabetes son un 50 por ciento más propensas a asistir al nutricionista para controlar su peso y tienen un 25 por ciento más probabilidades de dejar de fumar. En resumen que 1 de cada 2 parejas de una persona diagnosticada con diabetes tipo 2 asume el diagnóstico como una llamada de atención y cambia sus hábitos de vida.

Pin It

¿Cómo apoyar a un familiar con diabetes?

Pin It

Cuando existe el diagnóstico de diabetes en un integrante de la familia, se tienen que cambiar hábitos que involucran no sólo al paciente. Y apoyar a un familiar con diabetes es importante para que consiga el control de la enfermedad al adaptar un nuevo estilo de vida, para que no sea complicado.

Pin It

La diabetes en los gatos

Pin It

En mi último post, sobre cómo saber si nuestro gato está enfermo, os comentaba lo siguiente:

Pin It

¿Cómo ayudar a un ser querido con diabetes?

Pin It

La diabetes es enfermedad incurable cuyo tratamiento puede parecer agotador y muy complicado de sostener para algunas personas; en estos casos, el apoyo de familiares y amigos resulta invaluable. ¡Descubre cómo ayudar a un ser querido con diabetes!

Pin It

Subcategorías

Además de lo que el médico de indique, nosotros le ofrecemos información y una serie de consejos que siempre estarán orientados a su beneficio.

Un mal diagnóstico, falta de atención en el tratamiento y/o los lineamientos médicos pueden acarrear problemas indeseables. ¿Cuáles son éstos? De eso le hablaremos en seguida.

No sólo el paciente con diabetes debe estar informado sobre su enfermedad, sino también quienes están cerca de él, pues por línea genética ellos mismos son susceptibles de desarrollarla.

Quien está en línea

Hay 405 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta