Cómo adaptar los horarios de administración de insulina en vacaciones

En períodos vacacionales tenemos tendencia a cambiar de rutina y, en general, retrasar los horarios de nuestra vida cotidiana: comemos más tarde, dormimos un poco más… Durante este lapso de tiempo se recomienda adaptar la pauta de insulina al nuevo horario.

Administra la insulina rápida de acuerdo al horario de las comidas

La administración de insulina rápida va ligada a la ingesta de alimentos, así que en caso de comer más tarde habrá que retrasar la administración de la insulina rápida. 

En vacaciones muchos niños se levantan y toman su primer desayuno dos horas más tarde de su horario habitual. En este caso, podrían prescindir del segundo desayuno, siempre y cuando su insulina lenta sea un análogo, es decir, Lantus® o Levemir®.

Modifica la hora de la insulina lenta en función del tipo

La insulina lenta no se relaciona con la ingesta. La posibilidad de modificar el horario de administración dependerá del tipo de insulina que se utilice y del horario en que se ponga habitualmente. En cualquier caso, se puede retrasar progresivamente una o dos horas teniendo en cuenta:

Lantus®

1 dosis por la noche

1 dosis por la mañana

Es posible retrasar su administración progresivamente, de una en una hora.

Es posible retrasar su administración progresivamente, de una en una hora. Como alternativa un familiar puede pincharla a la misma hora de siempre mientras el niño continúa durmiendo. Se administrará la insulina rápida justo antes de desayunar.

Levemir®

1 dosis

2 dosis

Es posible retrasar su administración progresivamente, de una en una hora. Como alternativa un familiar puede pincharla a la misma hora de siempre mientras el niño continúa durmiendo.

Es posible retrasar su administración progresivamente, de una en una hora, tanto la de la noche como la de la mañana. 

Ten cuenta la actividad física

Durante las vacaciones también suele variar la actividad física que se realiza, otro aspecto a tener en cuenta para adaptar la pauta habitual de insulina. 

Cuando se aumenta la actividad física, como ocurre si los niños participan en campamentos, van a la playa o a la piscina… Si es así, se deberán reducir las dosis de insulina siguiendo las medidas de seguridad para la práctica de ejercicio. 

Cuando se reduce la actividad física es previsible que debamos revisar la pauta de insulina aumentado dosis. 

Al finalizar las vacaciones, habrá que retomar el horario habitual de administración de insulina. Si tienes alguna duda, consulta con tu equipo de diabetes.

Fuente: diabetes-cidi.org