Tener tu casa sucia podría afectar tu corazón

Pin It

Las consecuencias de no limpiar la casa podrían llegar a tu corazón. De acuerdo con la American Heart Association la falta de acceso a una vivienda de calidad puede ser un factor estresante que se presente constantemente y aumente los factores de riesgo de ataques cardíacos.

Pin It

Un día como hoy se descubría la insulina como tratamiento de la diabetes

Pin It

En estos días cuando el coronavirus es particularmente peligroso para los sufrientes de ciertos males crónicos como la diabetes cabe recordar que, el 27 de julio de 1921, del que hoy se cumplen 99 años, en la Universidad de Toronto, en el Canadá, del hallazgo de la insulina, el medicamento que se aplica a los enfermos graves de la referida diabetes por parte del joven médico canadiense Frederick Grant Banting y su ayudante Charles Best.

Pin It

Cómo detectar a tiempo una hipoglucemia y cómo manejarlas

Pin It

Una vez diagnosticada la diabetes e iniciado el tratamiento, los niveles de glucosa en sangre deberían permanecer dentro del rango de la normalidad, según asegura la Federación Española de Diabetes (FEDE). No obstante, es posible que se produzcan desajustes, tanto por hiperglucemias como por hipoglucemias.

Pin It

Controles de pacientes con hipertensión o diabetes han caído hasta 50% por efecto de la pandemia

Pin It

El llamado de los expertos y de las autoridades es a continuar con la realización de controles médicos. Aquí te explicamos por qué

En Chile, la hipertensión y la diabetes son dos enfermedades que afectan a un porcentaje no menor de la población. Según la Encuesta Nacional de Salud, el 12,3% de los chilenos sufre de diabetes, cifra que aumenta a un 18% en los mayores de 45 años y a 31% en los que superan los 65 años. En el caso de la hipertensión, esta afecta al 27,6% de la población, es decir, alrededor de 5 millones de chilenos, según la misma entidad. 

Pin It

Quien está en línea

Hay 265 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta