Diabetes y Menopausia, qué hacer cuando coinciden en tu cuerpo

Pin It

Mientras la menopausia es un proceso natural en la vida de cualquier mujer, la diabetes también puede hacer su aparición y hacer de ello aún algo más difícil

Diabetes y Menopausia, qué hacer cuando coinciden en tu cuerpo. Pareciera una situación difícil, pero es la realidad para varias mujeres que se encuentran con la diabetes antes de pasar por este proceso natural de su cuerpo o para quienes viven la llegada de la menopausia con el descubrimiento de la diabetes en su vida.

Si bien, la diabetes es una de las enfermedades más comunes hoy en día derivada de los malos hábitos alimenticios, falta de actividad física y obesidad, es importante conocer las complicaciones de salud que puede implicar para las mujeres que atraviesan por la menopausia.

Expertos en instituciones de salud como la prestigiosa Clínica Mayo, señalan que la combinación de esas condiciones de salud desencadena diversos efectos en el cuerpo y es vital acudir a un médico para un tratamiento especializado. Además, la menopausia puede complicar el control de la diabetes, pero también, crear hábitos que ayuden en la labor. 

La clave de combatir tanto diabetes como menopausia es contar con una guía médica adecuada. Si bien, la menopausia no es eterna, una vez que se desarrolla diabetes esta no se cura y va causando diversos daños, por ello es imperativa la vigilancia médica y la educación de la paciente para cuidarse y lograr una mejor calidad de vida. 

Diabetes y menopausia, las complicaciones

Cuando se vive con diabetes y menopausia, se pueden experimentar varios problemas de salud, complicaciones como:

Cambios en el nivel de la glucosa sanguínea

Ya que las hormonas estrógeno y progesterona afectan la respuesta de las células a la insulina, los cambios propios de la menopausia alteran el nivel de la glucosa en la sangre, con lo que podría conllevar a otras complicaciones de la diabetes.

Incremento de peso corporal

Cuando esto ocurre, es necesario un ajuste en los medicamentos que se ingieren para controlar la diabetes, ya que las dosis se calculan con base al peso de la paciente, además, los cambios de peso por la menopausia se dan principalmente durante la transición y después del proceso.

Infecciones íntimas

Los altos niveles de glucosa sanguínea pueden desarrollar infecciones íntimas, también al final de la de menopausia por la disminución de estrógeno, lo que provoca proliferación de bacterias y hongos en el tracto urinario.

Alteraciones en las horas de sueño

Ya que en la menopausia pueden presentarse sofocos y sudores, impidiendo que la mujer descanse adecuadamente, el no dormir bien también complica el control de los niveles de glucosa. 

Otros problemas íntimos

La diabetes puede dañar los nervios de las células que recubren la zona íntima interior, también la capacidad de experimentar excitación y placer, además de sequedad íntima, algo que es común durante la menopausia, derivando incluso en dolor durante las relaciones íntimas.

Diabetes y menopausia, los hábitos que hacen la diferencia

Cuando se vive con diabetes y menopausia, las recomendaciones médicas además de la ingesta de medicamentos y el uso de lubricantes íntimos pueden hacer todo el proceso mucho más sencillo.

El primer paso es llevar un estilo de vida saludable con buena alimentación, actividad física, a ello debemos sumar el monitoreo frecuente de la presión arterial y el nivel de glucosa sanguínea. 

No todas las mujeres requieren terapia hormonal para el manejo de su menopausia, pero en el caso de la diabetes, sí es necesario determinar el tratamiento con medicamentos y las dosis específicas para la paciente. La menopausia y la diabetes no son sencillas, pero con la información adecuada y la guía médica, se puede sobrellevar. 

Fuente: soycarmin.com

Pin It