Súper alimentos para la diabetes

Las personas con diabetes tipo 2 deben vigilar el consumo de carbohidratos, ya que aumentan el nivel de glucosa y las calorías. Para cuidarte mejor, puedes tomar en cuenta los superalimentos, entre ellos las frutas, que te van a dar tu dosis diaria de fibra soluble y vitamina C (melón, fresas, kiwi y cítricos como las naranjas y limones).

También recibirás tu aporte de vitamina A en ciruelas y duraznos que son ricas en carotenos. Si las comes con cáscara obtendrás más fibra y te darán más saciedad, además de tener un índice glucémico menor. Recuerda que cuanto más madura es la fruta, mayor es su nivel de azúcar.

Ahora ya conoces los beneficios de ciertas frutas, pero ¿qué hay de los frutos rojos? Los arándanos, frutillas, moras y frambuesas están llenos de fibra, vitaminas y minerales. También tienen antioxidantes, esas sustancias capaces de bloquear los radicales libres que provocan daño celular. Además, puedes preparar un postre delicioso combinándolas con yogur descremado. No hace falta decir adiós a los postres, con un poco de planificación puedes comer una (pequeña) porción.

Vegetales y omega-3

Asimismo, el consumo de vegetales, granos enteros, legumbres y frutos secos se ha relacionado con menor riesgo de resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, y se encontró una mejora en el control glucémico, tanto en individuos normales como en los resistentes a la insulina.

Un estudio realizado en el Centro Adventista de Estudios de la Salud reveló que los riesgos de desarrollar diabetes eran dos veces menor entre los vegetarianos que entre los no vegetarianos.

El pescado rico en omega-3 es ideal, además, por su alto contenido de ácido graso esencial de gran poder antiinflamatorio. La mayoría de las complicaciones del paciente diabético son inflamatorias, como en el caso de hipertensión, enfermedad cardiovascular y problemas de la visión. Un solo filete cubre la recomendación diaria.

Por otra parte, los granos enteros de trigo, maíz o avena son grandes fuentes de fibra, vitamina E, magnesio, cinc, ácido fólico y vitamina B6. Según la Asociación Dietética Americana, 3 porciones diarias de granos enteros disminuyen un 20 o 30 % el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Se los suele consumir refinados en panes de harinas blancas, que han perdido el salvado y el germen y con ellos una gran cantidad de vitaminas y minerales.

30 %

Según la Asociación Dietética Americana, 3 porciones diarias de granos enteros disminuye un 20 o 30 % el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Balance ideal

El consumo de vegetales, granos enteros, legumbres y frutos secos se ha relacionado con menor riesgo de resistencia a la insulina y diabetes tipo 2.

Fuente: La Prensa Grafica