Cinco reglas de alimentación para personas con prediabetes

Por lo regular, nos preocupamos al estar frente a un diagnóstico ligado a enfermedades crónicas o graves, sin pensar que el padecimiento se desarrolló gracias a malos hábitos, y que pudo prevenirse. En el caso de la diabetes, puede identificarse una etapa previa, conocida como prediabetes.

El diagnóstico de este padecimiento es crucial para prevenir daños severos en el organismo, y los cambios en el estilo de vida son la clave para no llegar a sufrir diabetes tipo 2.

Cuando las personas padecen prediabetes, el nivel de glucosa en la sangre es demasiado alto, pero no lo suficiente para considerarse diabetes. Esto no debe tomarse a la ligera, pues, de no hacer los cambios necesarios, existe un riesgo latente de enfrentar diversas enfermedades, como males cardíacos y apoplejías.

En este sentido, la prediabetes es una llamada de atención para tomar medidas que mejoren tu salud. A continuación, de damos algunos consejos de alimentación.

  1. Evita las bebidas azucaradas. No bebas refrescos, jugos o tés endulzados, recuerda que este tipo de bebidas sólo aportan calorías vacías y que son un factor de riesgo para la obesidad.
  2. Cuida las porciones. No es necesario que te prives de todos los alimentos, pero debes consumirlos en pequeñas cantidades, principalmente aquellos que son dañinos para la salud. Procura comer granos integrales, proteínas magras, lácteos bajos en grasas y muchas frutas y verduras.
  3. Consume grasas saludables. Tu dieta debe tener un poco de grasa, por lo que debes optar por fuentes saludables, como el aceite de oliva, nueces, semillas y aguacate.
  4. Mantente hidratado. Bebe mucha agua, recuerda que es común confundir el hambre con la sed, situación que provoca aumento de peso. Además, estar hidratado ayuda a bajar la glucosa en la sangre.
  5. Realiza actividad física. La dieta y el ejercicio deben ir de la mano. Ejercítate regularmente, tanto con ejercicios aeróbicos como con entrenamiento de fuerza. Planifica, por lo menos, 30 minutos al día.

 Fuente: Medline Plus