Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses
Vive con diabetes

¿Son iguales todos los tipos de insulina?

La diabetes es una patología crónica en la que el cuerpo pierde la capacidad de regular la cantidad de azúcar en la sangre, pero gracias a la inyección de insulina, estos niveles se equilibran.

La insulina es una hormona que naturalmente es secretada por el páncreas, ayuda a que la glucosa en sangre pase a las células brindando energía al cuerpo. Sin esta sustancia el azúcar queda en cantidades muy altas por el torrente sanguíneo provocando con el paso del tiempo daños en los tejidos, condición que se conoce como diabetes.

Sintetizar la insulina es uno de los grandes inventos de la historia de la medicina. Esta sustancia, obtenida primero de animales y luego en laboratorio, constituyó el mayor avance en el tratamiento de la diabetes. Antiguamente se extraía de los páncreas de porcino. Luego con ingeniería biomédica se empezó la producción en laboratorio de la denominada insulina análogo.

La primera versión de insulina humana tiene sus limitaciones, pues al ser inyectada bajo la piel en altas concentraciones, se aglutina, lo que provoca una absorción lenta, es poco predecible y la duración es variable con acción dependiente de la dosis que se inyecte.

Con los avances se logró crear lo que hoy se denomina insulinas análogas, que por sus propiedades se asemejan a la función fisiológica que tendría la generada por el propio organismo. Se dividen en dos tipos: de acción corta y de acción prolongada, esta última también es conocida como basal.

Control metabólico
Ahora bien, para determinar si éstas insulinas basales análogas son todas iguales, el doctor venezolano Ender Gómez, endocrinólogo y especialista en diabetes, explicó que uno de los objetivos principales de todo médico constituye lograr obtener los controles o metas en el tratamiento de la diabetes. ¿Qué se quiere decir con eso? Que existen unos parámetros con los cuales los especialistas consideran que un paciente está bien controlado desde un punto de vista metabólico, como es el índice de hemoglobina glucosilada (HbA1c), la glucemia en ayunas y las glucemias postprandiales.

Estos parámetros son sumamente importantes a la hora de escoger un tratamiento insulínico para un paciente. En cuanto a esto, el doctor Gómez señaló que “siempre debemos tomar en cuenta la eficacia de la insulina, el bajo riesgo hipoglucémico que tenga, el mínimo incremento de peso, la facilidad de uso y, lo más importante, que es brindarle una mejor calidad de vida al paciente”.

Similitudes y diferencias
Gómez explicó, a través del ejemplo entre las dos insulinas basales que se comercializan son diferentes en cuanto a la farmacocinética, pero en seguridad, cumplen el mismo objetivo. La diferencia está en que unas, por ejemplo, no incrementan el peso en el paciente, mientras que otras si influyes en una ganancia. "Pero en esencia, son insulinas iguales, en el sentido que con ellas podemos alcanzar los objetivos de control”.

Agregó que se han desarrollado numerosas investigaciones y estudios clínicos que han concluido que las insulinas análogas no son inferiores unas de otras. Esto quiere decir que todas funcionan de manera eficaz y ninguna es superior o mejor que la otra, todo depende de los parámetros anteriormente mencionados.

Obstáculos de la insulina
El doctor Gómez señaló que la obesidad es el factor principal para que ocurran cambios en la absorción y por ende en la acción de la insulina, “normalmente, mientras el paciente es más obeso, tiene un grado de resistencia insulínica mayor, por ende necesita siempre de más insulina para alcanzar los parámetros de control”.

Otro factor que también influye es el estilo de vida de la persona que tiene diabetes. Por ejemplo, si acostumbra hacer ejercicio, se ha demostrado que esta actividad moviliza los receptores que captan la glucosa, por ende, mejora la eficacia de la insulina. Comer a deshoras afecta la eficacia que tienen las insulinas.

Son muchas las ventajas que las insulinas análogas tienen en el tratamiento de las personas con diabetes, maximizar su efecto conlleva a tener pacientes bien informados y que cumplen con los cambios indicados por su médico en el que se incluye tener un estilo de vida que evite el sedentarismo y buenos hábitos alimenticios.

Fuente: Informe 21

Publicado en Tratamiento y cuidados

0
0
0
s2sdefault