Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Mitos y creencias sobre la diabetes

Muchos latinos en los EE.UU. albergan creencias erróneas acerca de la diabetes. Algunos creen que puede ser causada por un choque emocional, susto o hasta el trauma de la inmigración. Los expertos no consideran que estos factores sean causa directa de la diabetes, pero posiblemente pueden empeorar la salud de alguien que desconoce que ya tiene esta enfermedad y hacerla aparente. 

Algunos latinos creen que los diabéticos tienen que dejar de comer sus alimentos favoritos. Consultando a un médico o una dietista, puede obtener un plan de alimentación que incluya los alimentos que desea comer de tal manera que apoyen el buen control de niveles de glucosa en la sangre. 

Entre los remedios de uso popular para la diabetes entre los latinos, sólo hay evidencia científica a favor de los nopales. Como no se sabe qué tan útiles son, no deben tomar el lugar de la vigilancia médica, las mediciones de glucosa, el ejercicio regular, la buena alimentación y los medicamentos prescritos. 

Muchos latinos han escuchado decir que la insulina causa daño. Esta sustancia, que se produce en el cuerpo, evita que los diabéticos tipo 1 pierdan el conocimiento, entren en estado de coma y mueran. La ceguera que sufren algunos es resultado de no controlar su diabetes, no de la insulina.

Otra creencia es que los diabéticos no pueden hacer trabajos pesados. Ciertamente, si no controlan el nivel de azúcar en la sangre, se sienten cansados y débiles; pero si se cuidan, se sienten mejor y pueden trabajar bien. 

Por último, la mayoría de latinos que participaron en grupos de discusión piensan que la diabetes se puede curar. No se conoce una cura para esta enfermedad, pero con el buen cuidado personal y vigilancia médica regular, se puede controlar y lograr llevar una vida bastante normal.

Esta información tiene el único fin de educar e informar. No tome acción alguna o deje de tomarla basado en esta información. Es importante que consulte a su médico.

Fuente: asistel.org

Publicado en Tratamiento y cuidados

0
0
0
s2sdefault