Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Alimentación, ejercicio y medicación

El miembro del comité asesor del consejo General de Dietistas-Nutricionistas, Ramón de Cangas, ha recordado que la alimentación, actividad física y medicación son "claves" para controlar la diabetes, por lo que ha destacado la importancia de que los pacientes en verano no se olviden de su enfermedad.

"La alimentación es vital en el cuidado y el manejo de la diabetes tipo 2 y constituye un pilar fundamental para en el control de la patología. El diabético debe mantener los niveles de glucosa dentro de los límites adecuados y para ello debe jugar con la alimentación, la actividad física y con la medicación", ha explicado.

Precisamente, se ha puesto en marcha la campaña 'DIABETES, tómatela en serio' que cuenta con platos recomendados y poco apropiados así como unas recetas apropiadas para personas con diabetes. Y es que, basta con vigilar en las comidas y no abandonar la práctica de ejercicio físico regular, ni la toma de la medicación y comprobar los niveles de azúcar en sangre con mayor frecuencia para evitar descompensaciones de la patología para controlar la enfermedad.

El buen pronóstico de la diabetes depende en gran medida del buen control de la enfermedad, mientras que la falta de autocuidado, por el contrario, está asociada a un mayor riesgo de discapacidad, disminución de la calidad de vida y una mayor mortalidad.

"La hiperglucemia mantenida en el tiempo puede provocar daños renales (enfermedad renal crónica), en la retina (retinopatía diabética), neuropatías, mala circulación en las extremidad (incluso puede llevar a amputaciones)", ha avisado De Cangas.

Por otro lado, prosigue, hay que tener en cuenta que la obesidad está relacionada con una mayor prevalencia de diabetes tipo 2. En este sentido y aunque no se tenga diabetes, el experto ha aconsejado no dejar de realizar actividad física en verano y seguir unas pautas dietéticas adecuadas, medidas que permiten, en gran parte, prevenir dicha patología.

"La dieta debe aportar las calorías necesarias para mantener el peso (si éste es adecuado) o reducirlo (si hay exceso), pero esto no está reñido con una dieta variada y equilibrada con una ingesta y reparto de macronutrientes más o menos similar a la población normal. Una dieta rica en fibra, baja en sal, reducida en grasas saturadas pero con una cantidad apropiada de grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas es la recomendada”, ha recalcado.

Dicho esto, ha recordado que los diabéticos tipo 2 no tienen por qué dejar de tomar hidratos de carbono (de hecho, deben de tomar más o menos la misma cantidad que una persona sin la patología), aunque deben repartir los bloques de hidratos de carbono de forma adecuada, consumir el tamaño de ración adecuado, evitar los azúcares simples y elegir fuentes de hidratos de carbono como cereales integrales, legumbres, cuyo índice glucémico es más bajo y ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre. 

Fuente: Agencia Europa Press

Publicado en Tratamiento y cuidados

0
0
0
s2sdefault