Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Soy diabético, ¿qué opciones tengo para tratar la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es una de las complicaciones más temidas por los hombres con diabetes. Las estadísticas afirman que 5 de cada 10 varones que padecen la enfermedad pueden sufrir dicho trastorno que afecta la sexualidad. El tratamiento es bastante complicado e insidioso por lo que hay que armarse de paciencia para lograr resultados óptimos y efectivos.

Lo primero que debemos hacer es manejar la enfermedad de base en sí misma, es decir, mantener un adecuado control de la glicemia para evitar la continuidad del deterioro vascular y nervioso que ocasiona la disfunción eréctil.

Adicionalmente, realizar actividad física cardiovascular por lo menos tres veces a la semana, seguir una dieta baja en grasas saturadas y carbohidratos simples, no fumar, evitar el consumo de alcohol, controlar el colesterol y los triglicéridos, entre otras, son medidas que ayudarán a mejorar la función cardiovascular y a disminuir el riesgo de padecer disfunción eréctil.

Entre los fármacos que existen por vía oral para tratar la disfunción eréctil el sildenafil es el más conocido. En el caso de que no resulte efectivo este medicamento, algunos autores proponen intentarlo con otro fármaco como el tadalafil o el vardenafil) que para algunos dan mejores resultados y para otros no hay diferencia significativa entre ellos.

Es de vital importancia que consulte a su médico en relación al uso del fármaco, ya que la efectividad del mismo puede variar según algunos factores relacionados a su ingesta. Así, por ejemplo, si se ingiere el medicamento con comidas abundantes en grasas, su absorción se verá afectada disminuyendo su efectividad. De igual manera, pacientes con infarto miocárdico reciente no deben consumir estos medicamentos.

Otra opción de tratamiento son las inyecciones de sustancias vasoactivas en el pene que inducen la erección. Son efectivas en 8 de cada 10 pacientes pero dependen del propio paciente para su administración y, para algunos, podría resultar doloroso o molesto el tener que inyectarse en la zona genital.

Para estos pacientes se recomiendan estas mismas sustancias vasoactivas en la presentación de supositorios intrauretrales que, como su nombre lo indica, se depositan dentro de la uretra, se absorben y producen la erección en un corto plazo. Lamentablemente esta presentación no está disponible en todas partes y su tasa de efectividad es menor en comparación a las inyecciones.

La última opción, como suele suceder, es la cirugía y consiste en la colocación de una prótesis de pene. Los resultados son excelentes una vez que el paciente se habitúa a ella pero tiene todos los riesgos inherentes a cualquier cirugía (hemorragia, infecciones, entre otras)

Como puedes ver, hay variedad de opciones para tratar la disfunción eréctil. No te desanimes, habla con tu médico especialista y oriéntate sobre cuál es la opción que más te favorece. De ti depende el control de tu enfermedad y la búsqueda del tratamiento más efectivo que garantice el desarrollo de una vida sexual plena y satisfactoria con tu pareja.

Fuente: DiabeTv / Dr. Leonel Porta

Publicado en Tratamiento y cuidados

0
0
0
s2sdefault