Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

La diabetes y la ansiedad

Científicos del Instituto de Investigación Clínica de la Universidad de Duke en Durkman, en Estados Unidos, realizaron un estudio con más de 100 individuos. Los resultados mostraron que si los adultos con diabetes bajo tratamiento médico aprendían técnicas para manejar la ansiedad, su nivel de glucosa sanguíneo descendía. Y lo más sorprendente es que reducían tanto como si hubieran tomado algún medicamento indicado para eso.

La ansiedad es una respuesta a una situación ambigua, poco definida, donde la amenaza se supone o intuye, pero no se conoce bien. Generalmente causa un conflicto interno que se añade a esa aprensión difusa.

Debe diferenciarse del miedo que es temor a algo conocido y concreto, y es una sensación aguda, corta y pasajera, ya que se desvanece cuando desaparece la amenaza.

La ansiedad acompañada de síntomas psicofisiológicos como palpitaciones, sudoración, temblor, opresión en el pecho, intranquilidad y muchos otros síntomas somáticos, es una vivencia frecuente en el ser humano.

Llega a ser es normal y saludable por las siguientes razones:
—Nos alerta ante amenazas y peligros específicos, y prepara nuestro cuerpo para la acción.
—Nos ayuda a responder a las crisis y nos dispone a enfrentar nuevos desafíos.
—La preocupación nos permite planear, buscar alternativas, ensayar acciones y prepararnos para resultados negativos.

La ansiedad normal usualmente es controlable y no afecta el desenvolvimiento de la persona, pero a veces puede ser tan intensa y duradera que altera la percepción de la realidad (nos hace temer cosas que no son), y puede afectar la capacidad de pensar, la concentración, la memoria o alterar la relación con los demás. Usualmente esas alteraciones son pasajeras y se resuelven una vez que el individuo enfrenta la situación conflictiva interna o externa.

Pero, ¿cómo saber si su ansiedad es saludable y normal, y cuando no lo es? Aquí se exponen 3 signos de ansiedad excesiva:
-Sentimientos de ansiedad extremadamente intensos, lejos de proporción con el peligro real.
-Interfiere con su trabajo, placer y relaciones.
-Socava la resolución afectiva de los problemas.
Así que el tratamiento va dirigido a esas tres áreas:
-La terapia cognoscitiva revisa la visión que tenemos de nosotros mismos o de los acontecimientos en la vida y como vemos el futuro. Detectar y cambiar los pensamientos derrotistas, por ejemplo.
-La terapia de comportamiento, induce a hacer ejercicios, simplificar la vida, a dormir más cada noche
-Entrenar en relajación, para disminuir las sensaciones físicas.

El ejercicio alivia la ansiedad de varias maneras:
-Libera al organismo del exceso de adrenalina.
-Aumenta la producción de endorfinas.
-Libera la tensión muscular.

De manera que si usted aún no tiene diabetes, prevéngala superando la ansiedad. Y si ya la tiene aprenda a tener un mejor manejo de ella con estrategias como las mencionadas.

Fuente: DiabeTv / Dra. Maritza Bendayan

Publicado en Tratamiento y cuidados

0
0
0
s2sdefault