Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Aplicaciones en tu smartphone para personas que viven con diabetes

Como cualquier persona con diabetes sabe, puede resultar cansada la carga diaria de vivir con esta condición: desde cuidar cuántos carbohidratos y calorías se consumen, hasta controlar los niveles en sangre de glucosa y hemoglobina glucosilada. Por eso, al buscar “diabetes” en la tienda de aplicaciones de un dispositivo móvil, los resultados son sorprendentes. Aparecen más de mil 200 opciones y eso sin mencionar los enlaces que dirigen a otras.

“Es alentador ver que tantas aplicaciones intentan aliviar las tareas de auto cuidado y seguimiento asociadas con todos los tipos de diabetes”, dice Kelly Rawlings, directora editorial de la revista especializada. “Pero la enorme oferta y rango de usabilidad hacen que sea un área complicada para navegar para los médicos y para los usuarios de las aplicaciones”, agrega.

Rawlins tiene razón y, de hecho, las cosas se van a complicar aún más. Según la Organización Mundial de la Salud, unos 347 millones de personas tienen diabetes y se estima que las muertes causadas por esta enfermedad se duplicarán para 2030. Además, se estima que en un plazo de 20 años la cantidad de casos se incrementará en 55 por ciento.

Estas cifras proveen un gran incentivo para que los desarrolladores de aplicaciones creen nuevos productos y para que los especialistas de la salud lo estimulen. Un estudio publicado en la revista Clinical Diabetes concluye que “el uso de celulares ha mejorado el cuidado personal en el tratamiento de la diabetes”. Pero, ¿cómo puede darse cuenta alguien de cuál es la mejor aplicación?

Según el endocrinólogo David Marrero, director del Centro de Investigaciones de la Diabetes de la Universidad de Indiana, EU: “Dependiendo de la situación y del individuo, las aplicaciones pueden valer mucho la pena, especialmente para el apoyo”. Y agrega: “Algunas son una porquería, otras están muy bien diseñadas y la mayoría, en mi experiencia, son muy complicadas”.

Para las personas con diabetes, la elección puede depender de las necesidades y del nivel de conocimiento tecnológico. Ron Gerard, de 60 años, un antiguo programador que tiene diabetes de tipo II, está de acuerdo con la perspectiva de Marrero. Incluso siendo alguien con un pasado en el mundo de la tecnología, Gerard reconoce: “Algunas aplicaciones son muy complicadas, mientras que otras solicitan demasiada información”, lo que crea problemas de privacidad.

A través del ensayo y error, Gerard ha encontrado un grupo de aplicaciones que cumplen con sus necesidades, incluyendo Dbees, que realiza un seguimiento de la azúcar en sangre y convierte las cifras en una gráfica que puede imprimirse para mostrar al endocrinólogo.

Teresa Van Blade, de 44 años, fue diagnosticada con diabetes de tipo II hace cuatro años y prefiere Diabetes Tracker, que usa en su Kindle. “Es una buena aplicación que me ayuda a mantener un registro de la glucosa en mi sangre”, dice. “También me recuerda mis citas con el médico y recomienda comidas”, continúa.

Según las metas

Marrero recomienda elegir aplicaciones basándose en las metas individuales. Para algunas personas con diabetes lo importante es controlar su peso, mientras que otras necesitan controlar sus niveles de glucosa en sangre o recordar cuándo tomar la medicación. Hay incluso quienes buscan apoyo de la comunidad. La mayor parte de los consultados consideran que, hasta el momento, ninguna app logra hacer bien estas tres cosas.

Para Bennet Dunlap, diagnosticado hace 5 años, el ejercicio es una estrategia clave para mantener bajo control esta enfermedad. Él probó Strava, una aplicación de ciclismo y running luego de que otro diabético se la comentara. Desde que la utiliza , Dunlap ha logrado conectarse con otros diabéticos que se mantienen activos.

Las aplicaciones individuales pueden proveer alertas y recordatorios”, dice Moeed. Y agrega: “Pero para mí, el próximo paso en esa evolución es poder darle a mi médico todos esos datos para que me ayuden a tomar mejores decisiones en mi dieta y sobre mi salud, y que también puedan darme supervisión y aliento”.

Las aplicaciones pueden ser la forma más inteligente de manejar la diabetes para mucha gente, pero como dice Rawlings: “Las aplicaciones almacenadas en un smartphone no cambian el comportamiento o mejoran la salud”.

Aplicaciones de control de peso

Lose it! Gratuita, disponible para iPhone y Android, ayuda a mantener un seguimiento de lo que se come, establecer metas y mantener una base de datos que permita a calcular la composición de lo que se come.

Weight Watchers. Otra aplicación gratuita para iPhone y Android que presenta un chat con expertos disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, lo que permite recibir motivación y consejos. Además, quienes dispongan del sistema operativo iOS en su versión 8 podrán subir datos a iHealth.

Medidores de glucosa

Glucose Buddy. Disponible para iPhone y Android sin costo, permite llevar un control del azúcar en sangre, las dosis de insulina y el consumo de carbohidratos. Además permite llevar registros de ejercicio, presión sanguínea y peso.

Diabetes tracker. Solo disponible para iPhone, con un costo de US$ 9,99. Tiene un componente educativo fácil de seguir, además de permitir el seguimiento de la glucosa en sangre, carbohidratos y demás. Presenta reportes diarios y semanales.

Apoyo

Healthseeker. Gratuita y disponible solamente para iPhone, reconoce que manejarse con la diabetes requiere cooperación y colaboración. Esta aplicación, que en su espíritu es un juego social, permite encontrar a otras personas con diabetes.

Diabetic Connect. Aplicación disponible para iPhone y Android de forma gratuita en la que se pueden compartir experiencias, tips, luchas personales y recibir motivación de otras personas que padecen la enfermedad.

Fuente: The Washington Post

 

Publicado en Tratamiento y cuidados

0
0
0
s2sdefault