Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Las tecnologías y productos que le facilitan la vida al diabético

 

La vida para un diabético dependiente de insulina no es fácil. Además de cuidar su dieta y hacer ejercicio, requiere de numerosos pinchazos diarios, tanto para inyectar la hormona que el páncreas ya no produce, como para monitorear los niveles de azúcar que tiene en su sangre.

 

Por esto, intentar reducir las clavadas y el estrés que representan, y tratar de mantener las glicemias en sus niveles normales la mayor cantidad de tiempo posible, son algunos de los desafíos que enfrentan estos pacientes.

Para facilitar esto han aparecido innovadores productos y tecnologías. Una que llegará en los próximos días al mercado chileno es una bomba de insulina de tercera generación, de la empresa Medtronic, cuya ventaja principal es que no permite que se produzcan hipoglicemias, esas temidas bajas bruscas de azúcar en la sangre que pueden comprometer la conciencia y causar accidentes. Además es a prueba de agua, por lo que la persona puede sumergirse en una piscina sin problemas. El aparato inyecta pequeñas cantidades de insulina al cuerpo, a través de un pequeño catéter subcutáneo, que se introduce bajo la piel. Cuando la persona come, la dosis suministrada es mayor.

Páncreas artificial

"Este aparato está demostrado que sirve para niños pequeños, para quienes sufren fobia a las agujas, para deportistas de alto rendimiento o quienes tienen diabetes muy inestables", explica la doctora Francisca Riera, endocrinóloga pediatra de la Red de Salud UC Christus.

"Por el momento, esta bomba es lo más cercano a un páncreas artificial, que es el producto al que se apunta desarrollar con estas tecnologías", dice la doctora Pamela Apablaza, diabetóloga del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

El problema es que este dispositivo aún no es autónomo, o sea, depende de que el paciente le ingrese cierta información, como los niveles de glicemia que tiene, lo que va a comer y cuántos hidratos de carbono planea ingerir.

Por eso, según la doctora Riera, lo óptimo es usar un monitor de glucosa continua, que lee cada cinco minutos la glicemia de la persona. "Lo ideal es usar ambos dispositivos en forma simultánea. Y a futuro, lo que se busca es integrarlos y que ambos aparatos conversen entre ellos, sin que el paciente tenga que estar ingresando a la bomba la información que le da el monitor", advierte la doctora Riera.

El problema en el país es que no hay cobertura pública ni privada para estos dispositivos, según la doctora Apablaza. Por esto, el uso aún es bajo, unos 500 pacientes solamente. En Europa y EU, en tanto, entre el 40 por ciento y el 60 por ciento de los niños con diabetes juvenil los usan.

Nuevas insulinas

En el ámbito de las insulinas también se han producido novedades. Ahora han aparecido en EU combinaciones de insulina con una hormona intestinal del tipo incretina, que se usa en pacientes con diabetes tipo II o del adulto y que representan el 90 por ciento del total de diabéticos. En ellos se logra un mejor control de la enfermedad, permite que incluso la persona baje de peso y se requieren menos dosis. Este producto llegaría al país a fines de año o a principios del próximo.

Otros medicamentos son las gliflozinas, un tipo de proteína que permite que el riñón elimine el azúcar de la sangre, logrando controlar mejor los niveles de glucosa de los diabéticos tipo II. Se toman vía oral, y ya están disponibles en Chile.

También existe una insulina inhalable, aprobada por la FDA, para pacientes adultos con diabetes tipo I o II. "Con este producto existe cautela y se está evaluando su uso, ya que existe el temor de lo que pasaría con su absorción cuando el paciente este congestionado, por ejemplo", dice la doctora Apablaza.

Según esta especialista, también se está trabajando en insulinas de acción más rápida que las actuales. "Sabemos que el páncreas secreta insulina incluso cuando solo vemos la comida", explica.

Por último, pronto se espera que llegue la insulina concentrada Toujeo, que tiene 300 Unidades por ml, en vez de 100, para que el volumen de insulina a inyectar sea menor.

Fuente: economiaynegocios.cl

Publicado en Tratamiento y cuidados

0
0
0
s2sdefault