Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Mayor riesgo de hospitalización para los niños diabéticos en edad preescolar

 

Los infantes que padecen diabetes tipo I tienen casi cinco veces más probabilidad de ser hospitalizados que aquéllos que no sufren este padecimiento. Los niños con diabetes sufren un riesgo inaceptablemente alto de ser hospitalizados, dijo John Gregory, profesor y especialista en endocrinología pediátrica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Cardiff, en un comunicado de prensa de la universidad.

 

Los científicos notaron que el riesgo más alto de hospitalización en niños con diabetes tipo I fue para aquellos de 5 años o menores. Pasada esta edad, el riesgo de hospitalización cayó un 15 por ciento por cada incremento de cinco años en la edad al momento del diagnóstico.

Es probable que los resultados sean similares en los Estados Unidos, dijo la doctora Sofia Shapiro, endocrinóloga pediátrica en el Hospital Westchester en Mount Kisco, Nueva York. Los niños pequeños con diabetes tipo I tienen más visitas a la sala de urgencias y hospitalizaciones, comparados con niños más grandes o adolescentes.

En su estudio, el equipo del doctor Gregory revisó estadísticas de casi  mil 600 bebés y niños de hasta 15 años en Gales, todos con diabetes tipo 1. El estudio descubrió que estos niños tenían casi cinco veces más probabilidad de ser hospitalizados que niños sin este padecimiento.

Los niños con diabetes tipo I que provenían de familias con menos recursos estaban en un riesgo particularmente alto de ser hospitalizados, según el estudio publicado el 13 de abril en la revista BMJ Open.

Según esta evidencia, los servicios clínicos deben buscar nuevas maneras de apoyar al cuidado de quienes están en mayor riesgo: los más chicos y de familias de menos recursos, según el doctor Gregory.

Shapiro dijo que la edad es un factor importante para determinar la probabilidad de que un niño con diabetes tipo I necesite atención hospitalaria.

Es probable que los niños más chicos tengan menos reservas de glucosa y no sean capaces de detectar las bajas de glucosa en sangre, explicó. También les puede ser más difícil comunicar a sus padres o a otros los síntomas de una complicación común y peligrosa de la diabetes tipo I, la cetoacidosis diabética, dijo Shapiro. Estos síntomas incluyen dolor abdominal o náuseas, explicó.

La doctora Patricia Vuguin es una endocrinóloga pediátrica en el Centro Médico Infantil Cohen en New Hyde Park, Nueva York. Ella apuntó que la incidencia de la diabetes tipo I en la infancia está aumentando entre tres y cuatro por ciento por año, sobre todo en niños pequeños, lo que lleva a mayores demandas de servicios y mayores gastos médicos.

Según Vuguin, el padecimiento está ligado a otros malestares, como cetoacidosis diabética, enfermedades cardiacas, nefropatías, enfermedades de la vista y problemas crónicos de pies.

Fuente: HealthDay / Robert Preidt

Publicado en Tratamiento y cuidados

0
0
0
s2sdefault