Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

2018-08-17

Investigan si los altos niveles de glucosa en sangre son un efecto o una causa de la diabetes

La resistencia a la insulina y los niveles elevados de glucosa en sangre se consideran la causa de la diabetes tipo 2; pero científicos del Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ) y del Hospital de la Universidad de Heidelberg, en Alemania, ahora han proporcionado evidencia de que las cosas podrían ser completamente diferentes. Mostraron en modelos experimentales que los niveles elevados del metabolito MG (metilglioxal) causan las típicas alteraciones diabéticas del metabolismo y conducen a la resistencia a la insulina, la obesidad y los niveles elevados de glucemia.

La diabetes tipo 2, una forma de diabetes con un inicio típico en la mediana edad, causa complicaciones graves de salud, incluidos riesgos elevados de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares, problemas de flujo sanguíneo masivo en las piernas y daños severos en los ojos, en sistema nervioso periférico y renal. Se cree que estos efectos tardíos peligrosos son causados por niveles altos de azúcar en la sangre, que se desarrollan cuando las células del cuerpo ya no responden a la insulina, la hormona reguladora que baja el azúcar en la sangre.

Cuando se reducen los niveles muy altos de glucosa en sangre con medicamentos, la tasa de infartos y accidentes cerebrovasculares, así como los problemas de flujo sanguíneo disminuyen en paralelo.

“Pero esto solo es cierto hasta cierto punto –afirma Peter Nawroth, director médico del Departamento de Endocrinología y Metabolismo del Hospital Universitario de Heidelberg–. Ensayos clínicos grandes en los últimos años han demostrado que incluso cuando el azúcar en la sangre puede reducirse con medicamentos por debajo del valor umbral de la diabetes, muchos pacientes desarrollan un daño diabético típico a los nervios y los riñones. Esto sugiere que la diabetes tipo 2 podría tener causas moleculares que son independientes de la insulina y la glucosa”.

Peter Nawroth y Aurelio Teleman, que lidera la División de Transducción de Señales en Cáncer y Metabolismo en el Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ) en Heidelberg, sabían que en los diabéticos tipo 2, se han observado altos niveles de un metabolito de glucosa llamado metilglioxal (MG). Los médicos han pensado hasta ahora que esto es un efecto de los niveles elevados de glucosa en sangre.

Dado que la MG puede causar daño a las proteínas, la información recogida en los libros de texto en consecuencia sostiene que debe ser uno de los culpables de causar un daño diabético típico. Sin embargo, a la luz de sus resultados recientes, los expertos en metabolismo Teleman y Nawroth han dudado de esta secuencia de eventos.

Modelos experimentales con un metabolito tienen resistencia a la insulina

Cuando las ratas reciben MG con su comida, desarrollan muchos signos típicos de diabetes, incluida la resistencia a la insulina. Los investigadores de Heidelberg planearon evaluar los efectos de las concentraciones de MG elevadas a largo plazo en el organismo. Eligieron moscas de la fruta como modelo para este propósito. “Las moscas y los humanos no están estrechamente relacionados. Sin embargo, dado que el metabolismo energético se desarrolló muy temprano en la evolución, los resultados son significativos y, por lo general, se pueden traducir a mamíferos y humanos”, dice Teleman.

Usando ingeniería genética, los investigadores apagaron la enzima que descompone MG en moscas. El metabolito de glucosa MG se acumuló posteriormente en sus cuerpos y las moscas pronto desarrollaron resistencia a la insulina. Más tarde, se volvieron obesas y, a mayor edad, sus niveles de glucosa también se alteraron.

“Parece ser suficiente aumentar el nivel de MG para desencadenar la resistencia a la insulina y las típicas alteraciones metabólicas diabéticas –resume Teleman–. Esta es una clara evidencia de que la MG no es la consecuencia sino la causa de la diabetes tipo 2”. Esta observación, a su vez, plantea la pregunta sobre qué podría causar un nivel de MG elevado, ya que, por ejemplo, las personas obesas que no son diabéticas también muestran niveles elevados de MG.

“No sabemos por qué esto es así. Este es un aspecto importante de nuestra investigación futura”, señala Nawroth. Teleman agrega: “La producción y la descomposición de MG están influenciadas por numerosos procesos metabólicos que todavía no conocemos y debemos comprender mejor. Y también planeamos estudiar en ratones con urgencia qué síntomas clínicos provocan los niveles elevados de MG en los mamíferos”.

Fuente: El Médico Interactivo

Publicado en Complicaciones Visto: 147

Número de visitas: 147

0
0
0
s2sdefault