Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

¿Qué es la gastroparesia?

La gastroparesia es un trastorno que afecta a las personas con diabetes tipo 1 y tipo 2, en el cual el estómago tarda mucho en vaciar su contenido. Lo anterior se presenta a causa de un daño en el nervio vago, que controla el movimiento de los alimentos. En consecuencia, los músculos gástricos e intestinales no funcionan de manera normal, lo que ocasiona que el movimiento de la comida se detenga o retrase.

La diabetes puede dañar el nervio vago si el nivel de glucosa en la sangre permanece alto durante mucho tiempo, ya que genera cambios químicos en las estructuras nerviosas y daña los vasos sanguíneos que les trasportan el oxígeno y los nutrientes.

¿Cuáles son los síntomas?
Los indicios y síntomas de la gastroparesia incluyen acidez gástrica, náuseas, vómito de alimentos no digeridos, sensación prematura de estar lleno al comer, pérdida de peso, distensión o inflamación abdominal, niveles elevados de glucosa en la sangre, falta de apetito, reflujo gastroesofágico y espasmos de las paredes del estómago. Estos síntomas pueden ser leves o severos.

¿Qué complicaciones tiene?
La gastroparesia puede empeorar la diabetes porque dificulta el control de la glucosa en la sangre. Cuando los alimentos que han quedado rezagados en el estómago finalmente pasan al intestino delgado y se absorben, el nivel de glucosa se eleva. Ahora bien, si la comida permanece demasiado tiempo en el estómago, puede dar lugar a reproducción excesiva de bacterias debido a la fermentación de los alimentos.

Además, es posible que la comida se endurezca y convierta en masas sólidas llamadas bezoares, que pueden causar náuseas, vómitos y obstrucción estomacal. Los bezoares pueden ser peligrosos si bloquean el paso de los alimentos al intestino delgado.

¿Cómo se diagnostica?
Se confirma un diagnóstico de gastroparesia por medio de una o varias de las siguientes pruebas:
Radiografía con bario. Tras estar en ayunas 12 horas, el paciente bebe un líquido espeso que contiene bario, el cual recubre el interior del estómago y lo hace visible en la radiografía. Normalmente, el estómago vacía todos los alimentos después de 12 horas en ayuno. Si la radiografía muestra que hay comida en el estómago, la gastroparesia es probable.

Si la placa muestra un estómago vacío, pero el médico sospecha que tiene vaciamiento retrasado, es posible que tenga que volver a hacerse la prueba otro día. De vez en cuando, las personas con gastroparesia pueden digerir una comida normalmente, lo que produce un resultado normal falso. Si tiene diabetes, es posible que su médico le dé instrucciones especiales sobre el ayuno.

Comida con bario. Se le pide al paciente consumir una comida que contiene bario, lo que permite que el médico observe el estómago durante la digestión. El tiempo que tarda este proceso y el vaciado del estómago de la comida con bario le da al médico una idea de lo bien que funciona el estómago. Esta prueba puede ayudar a detectar problemas de vaciado que no se presentan en la radiografía con bario líquido. De hecho, las personas con gastroparesia relacionada a la diabetes a menudo digieren líquidos de manera normal, por lo que la prueba de comida con bario puede ser más útil.

Escaneo de vaciamiento gástrico con radioisótopos. Al paciente se le indica ingerir alimentos que contienen radioisótopos, es decir, una sustancia ligeramente radioactiva que el escáner detectará. La dosis de radiación es muy pequeña y no es peligrosa. Después de comer, se acostará debajo de una máquina que detecta radioisótopos y muestra una imagen de los alimentos en el estómago y la velocidad con la que salen de este. Se diagnostica gastroparesia si más de la mitad de los alimentos permanecen en el estómago después de dos horas.

Manometría gástrica. Esta prueba mide la actividad eléctrica y muscular en el estómago. El médico introduce un tubo delgado por la garganta hasta el estómago. El tubo contiene un sensor que mide la actividad eléctrica y muscular del órgano mientras digiere líquidos y alimentos sólidos. Estas mediciones indican el funcionamiento digestivo y si hay retraso.

Análisis de sangre. Es posible que el médico también pida análisis de conteo sanguíneo y nivel de electrolitos y diversas sustancias químicas.

A fin de descartar otras causas de gastroparesia que no sean diabetes, quizá el médico indique los siguientes estudios:

Endoscopía del tracto superior. Tras dar un sedante, el médico le inserta en la boca un tubo largo y delgado llamado endoscopio y lo guía cuidadosamente por el esófago hasta el estómago. Este proceso permite ver el recubrimiento del estómago y si existieran anormalidades.

Ecografía. Para descartar que la fuente del problema sea una enfermedad de la vesícula o pancreatitis, se puede hacer un ultrasonido, que usa ondas sonoras que no causan daño alguno.

¿Cuál es el tratamiento?
El objetivo más importante del tratamiento de gastroparesia relacionada a la diabetes es el mayor control posible del nivel de glucosa en la sangre. Por lo tanto, puede incluir insulina, medicamentos orales, cambios en la dieta y horario de comidas, y en casos severos, alimentación por sonda o vía intravenosa.

Es importante señalar que en la mayoría de los casos, el tratamiento no cura la gastroparesia; por lo general, es un trastorno crónico. Sólo es posible controlarla a fin de que el paciente pueda estar lo más saludable y cómodo posible.

Fuente: Asociación Americana de Diabetes

Publicado en Complicaciones

0
0
0
s2sdefault