Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Lo que necesitas saber sobre las infecciones del oído y la diabetes

Las infecciones del oído son un problema común e irritante, que pueden ser causadas por condiciones de salud preexistentes o debido a ciertas actividades específicas. Ellas tienden a desarrollarse principalmente en las secciones más internas y medias de este órgano, pero pueden también ocurrir en las partes más externas. Aunque este último tipo de infecciones del oído tienden a ser raras en la mayoría de las personas, aquellos con diabetes, tienen un riesgo significativamente más alto de desarrollarlas. Esta condición es generalmente temporal, pero en algunos casos, pueden hacerse crónicas (3 o más meses) y requieren atención médica.

Como referíamos antes, los individuos con diabetes tienen un mayor riesgo de padecer de infecciones del oído, debido a que su sistema inmune está debilitado. Ciertas actividades, tales como la natación pueden, también, incrementar el riesgo de sufrir esta afección. De manera similar, los productos líquidos aplicados cerca del oído pueden entrar al canal auditivo y causar infecciones. Contrariamente a la creencia común, los hisopos de algodón, siempre exacerban el problema, ya que provocan que la cera y las células muertas de la piel formen un tapón o se rasguñe la piel dentro del oído.

Afortunadamente, las infecciones del oído, son raramente peligrosas, pero pueden ser muy molestosas, especialmente cuando se trata de los niños o adultos mayores. Solo en casos severos, cuando la condición se hace crónica, se recomienda el tratamiento con antibióticos. Los individuos con diabetes, deben siempre tomar muy en serio las infecciones del oído, ya que presentan un mayor riesgo de que las infecciones se transformen en un problema más severo, en comparación con una persona promedio. En casos raros, esta condición puede diseminarse a partes vitales del cuerpo, tales como el cerebro y la parte ósea.

Las infecciones del oído con frecuencia, presentan síntomas obvios, y los más comunes son:

• Dolor de oído

• Disminución en la audición

• Perdida de fluidos por el oído

Infortunadamente, no existen vías simples para prevenir esta afección, pero se pueden tomar algunas medidas para evitarlas. Usar gorros de baño, evitar aguas sucias y ladear la cabeza después de nadar pueden ser maneras para evitar las infecciones del oído. Sin embargo, recuerda que estas infecciones, generalmente desaparecen por si solas. Cuando se prolongan por varios meses, debes buscar atención médica y esto es particularmente cierto si presentas un desorden autoinmune, como la diabetes.

Fuente: diabetv.com

Publicado en Complicaciones

0
0
0
s2sdefault