Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Sedentarismo, tan malo como fumar

Descansar es sin duda una necesidad del organismo, pero hacerlo en demasía y permanecer sin movimiento, está causando el desarrollo de muchas enfermedades crónicas que, incluso pueden ser mortales. La cura o la prevención de un sin fin de males está al alcance de la mano: ¡movimiento!

Sedentarismo, tan malo como fumar

Según una publicación especializada, fumar y quedarse sentado son dos hábitos equiparables, ya que ambos causan millones de muertes al año. En concreto, 5.3 millones de muertes al año son producto de la falta de movimiento. Esto representa aproximadamente una décima parte de las muertes por enfermedades cardiovasculares, Diabetes o cáncer. El trabajo (o la serie de ellos, ya que The Lancet ha publicado cinco artículos relacionados) se basan en datos de 105 países.

Según los datos que arrojó el trabajo el 30 por ciento de la población mundial es sedentaria, mientras que el 26 por ciento fuma. Fumar causa unos 5.1 millones de muertes al año, menos de las que causa el sedentarismo. Lo que impacta a los especialistas es que en ambos casos las personas tienen el poder de cambiar su suerte con un poco de fuerza de voluntad.

La OMS recomienda practicar al menos 150 minutos de ejercicio moderado a la semana; es decir unos 30 minutos de ejercicio diario durante 5 días a la semana.

El cálculo del efecto extremo de esta inactividad, lógicamente, no se puede hacer directamente. Ningún certificado médico de defunción dice que alguien murió de sedentarismo. Así que las defunciones se obtienen a partir de una fracción de las producidas por enfermedades que se sabe que se agravan por no hacer ejercicio. O las que mejoran por hacerlo. La lista de enfermedades causadas (y agravadas) por el sedentarismo son: enfermedad coronaria, hipertensión, infarto, síndrome metabólico, Diabetes tipo 2 e incluso depresión. Pero, según los especialistas, hay dos tipos de cáncer que parecen tener una relación con el sedentarismo: el de colon y el de mama y si se ha visto una relación clara con dos de ellos, la posibilidad de que lo estén con el resto no se excluye.

Es más, parece que las únicas enfermedades que no tienen relación alguna con la falta de actividad son las infecciosas, por lo demás, las que tienen que ver con el sistema circulatorio, el metabolismo de los alimentos, los problemas de articulaciones y hasta las psicológicas, tienen su origen en qué tanto nos movemos día con día.

Pero, la inactividad, aunque es un problema global no se presenta en la misma proporción en todos los países. Datos de la investigación de The Lancet indican que el 27.5 por ciento de la población africana no hace el suficiente ejercicio; en América la proporción llega al 43.3 por ciento; en lo que la OMS llama Mediterráneo del Este (Oriente Próximo) es del 43.2 por ciento; en Europa, el 34.8 por ciento, en el sureste asiático, el 17 por ciento y en el Pacífico Occidental, el 33.7 por ciento. Las mujeres son, en general, menos activas que los hombres (el 33.9 por ciento frente al 27.9 por ciento).

Problema redondo

Sin embargo, aunque el movimiento sea la vía para evitar la presencia de enfermedades potencialmente mortales, la solución al problema de sedentarismo no es tan sencilla. Para el Director del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiologia de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn), de España, Felipe Casanueva “los Médicos sólo podemos llamar la atención. Aconsejar a la gente que haga ejercicio no sirve. Hay que buscar los métodos para que esta práctica sea atractiva”. Y aclara “si no hacemos números, a las autoridades no les interesa”.

La clave del indispensable cambio está en las escuelas, afirma. “Los padres, si les quitan una hora de Matemáticas, creen que sus hijos van a ser menos competitivos en el futuro, pero no piensan lo mismo si les reducen las horas de ejercicio; entonces no protestan”.

Esto fue algo que se vivió en México cuando se pretendió que los niños hicieran ejercicio 30 minutos diarios. Los padres de familia protestaron porque les parecía una medida que los limitaba en las demás materias, sin embargo, sin una buena salud ¿de qué servirá que sean competitivos? Hay que lograr el equilibrio y es justo ahí donde los gobiernos mundiales y los padres de familia tienen mucho en qué trabajar.

Fuente: Diabetes Bienestar y Salud

 

Publicado en Complicaciones

Número de visitas: 7085

0
0
0
s2sdefault