Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Pérdida auditiva por Diabetes

La diabetes también puede dañar las funciones del oído, ya que el descontrol metabólico genera la afectación de los diminutos vasos sanguíneos que se localizan en este órgano. Una persona que sufra este problema comienza a escuchar menos, pero también se marea sin razón aparente. Lo más recomendable es que tras el diagnóstico de Diabetes, el paciente se realice diversas pruebas audiológicas a fin de conocer cómo se encuentra su oído.

La pérdida del oído depende de tres factores esenciales:

1- La edad del paciente, entre más grande, mayor daño puede existir.

2- La gravedad de su Diabetes, si la enfermedad ya ha dañado otras zonas del cuerpo.

3-El tipo de control que lleve de su glucosa, es decir, si la persona tiene un manejo pobre de la enfermedad.

Además, la Diabetes llega a acompañarse de obesidad, hipertensión arterial y colesterol elevado; todo ello puede ocasionar disminución de la capacidad auditiva.

La persona afectada debe hacerse una audiometría, en esta prueba se determina la percepción de sonidos puros que se escuchan en diferentes frecuencias y también se valoran los reflejos del oído. Cuando se vive con Diabetes mal controlada, la audición puede perderse. Parte del tratamiento es que el paciente tenga la glucosa estable. En este caso, el daño en el oído es difícil de manejar y si el sentido se reduce completamente, la persona deberá utilizar un aparato amplificador de sonido.

Tipos de sordera

-Pérdida de audición leve: La palabra se percibe en una intensidad normal, pero la dificultad se presenta en voz baja o cuando el orador se aleja. La mayor parte de los sonidos que son familiares se perciben correctamente.

-Pérdida de audición moderada: La palabra sólo se percibe cuando se eleva la voz. La persona afectada comprende mejor si mira a su interlocutor y todavía se perciben ciertos sonidos que son familiares.

-Pérdida de audición severa: La palabra sólo se percibe en voz alta cuando se pronuncia cerca de la oreja. Sólo los sonidos fuertes son percibidos.

-Sordera profunda: No hay percepción del habla y únicamente los sonidos muy potentes se perciben.

-Sordera total: No se percibe ningún tipo de sonido.

Para evitar este daño, es necesario tener un buen control de la Diabetes y acudir con un especialista al menos una vez al año. Si la persona siente alguna incomodidad, también es importante prestar atención y buscar la causa, no acostumbrarse a vivir con esa molestia. Además, pequeñas acciones pueden ayudarte a prevenir la sordera, como no limpiar nunca el oído con hisopos, lápices, pasadores o cualquier otro objeto. Recuerda que el oído tiene un sistema de autolimpieza y el meterse cualquier objeto puede ser contraproducente. Tampoco uses audífonos con volumen alto y evita estar cerca de sonidos fuertes, de ser necesario, usa protección para los oídos.

Fuentes: Juanita Beatriz Arreguín Porras, Médico Foniatra con la especialidad de Audiología, Foniatría y Comunicación Humana del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR); María Santos.

Publicado en Complicaciones

0
0
0
s2sdefault