Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Atención, la menopausia predispone a la diabetes

 

Se reconoce como menopausia cuando ha pasado un año sin que se haya presentado la menstruación, lo cual comúnmente sucede entre los 48 y los 51 años de edad. Uno de los efectos más notables en la mujer menopáusica es el aumento de peso y el cambio en la distribución de la grasa, que si en etapas anteriores se almacenaba en las caderas ahora se acumula más fácilmente en cintura y abdomen, situación que se ha relacionado con enfermedades como hipertensión arterial y diabetes tipo II.

Así lo explica la doctora Graciela Alexanderson Rosas, miembro de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), quien añade que el incremento de grasa en los tejidos abdominales favorece mayor resistencia a la insulina y se vuelve un factor pre-diabético.

Alrededor de los 40 años de edad, las mujeres atraviesan por un lapso en el que concluyen su vida reproductiva, que generalmente se caracteriza por que los ovarios dejan de producir las hormonas estrógenos y progesterona.

Al existir menos progesterona en el organismo aumenta la sensibilidad hacia la insulina, lo que facilita a las células del organismo captar la glucosa que produce el cuerpo. Por el contrario, al disminuir los estrógenos crece la resistencia a la insulina, lo que impide a las células nutrirse y eleva los índices de azúcar en sangre.

“La diabetes no se hereda, sino la susceptibilidad a padecerla, debido principalmente a hábitos erróneos de consumo y al elevado sedentarismo de la gente", destaca la médico internista Alexanderson Rosas.

Sin embargo, agrega, toda mujer que esté atravesando por la etapa de la menopausia puede reducir los riesgos de padecer diabetes al poner atención a su estilo de vida para hacerlo más saludable. La idea es que tenga como base una adecuada alimentación rica en nutrientes, así como realizar ejercicio físico aeróbico al menos cinco veces a la semana durante 30 minutos.

Por otra parte, refirió que tras un periodo de vacaciones no es raro que los pacientes con diabetes lleguen a consulta muy descontrolados porque dejan de tomar sus medicamentos, que es una parte fundamental, pero sobre todo porque alteran su alimentación.

“Hay que recordar que la diabetes no se va de vacaciones y quienes la padecen tienen la obligación de seguir con su tratamiento, que ha sido prescrito para toda la vida. También deben consumir alimentos que no alteren los niveles de glucosa, hacer ejercicio físico y tener conciencia de que es una enfermedad grave”, detalló.

Asimismo, destacó que es igualmente importante no descuidarse en el periodo vacacional al no consumir alcohol en exceso, comer más vegetales, cambiar aderezos por limón y vinagre, y disminuir el uso del salero, porque muchas personas con diabetes también presentan hipertensión arterial.

Además de la alimentación y la actividad física, actualmente se cuenta con una diversidad de opciones terapéuticas refirió la especialista de la ALAD. “Al principio de los tratamientos médicos, la mayoría de los pacientes toman monoterapias, las cuales sólo son recomendables por dos meses, ya que puede aumentar el riesgo de efectos adversos, como hipoglucemia, aumento de peso y molestias gastrointestinales, y orillar al paciente a dejar el tratamiento.

“A través de investigaciones científicas realizadas en México y la práctica diaria, hoy conocemos fármacos que combinan en una sola tableta dos principios activos, como es el caso de la glimepirida con la metformina, los cuales han demostrado ser una buena opción para que el paciente mantenga estabilizada su enfermedad y tenga un mejor apego, al ser sólo una toma al día”, precisa la doctora Alexanderson Rosas.

Raúl Serrano

Publicado en Complicaciones

0
0
0
s2sdefault