Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Bajar de peso, ¿un propósito necesario?

 

Usted muy probablemente no ignora que bajar de peso tiene beneficios casi inmediatos, como sentirse bien y estar saludable, y contribuye a evitar muy graves riesgos para el futuro, léase: obesidad y diabetes; ésta última, enfermedad que se ha convertido en la primera causa de muerte en México.

 

De hecho, los fallecimientos de la mitad de la población mayor de 60 años en México se relacionan con enfermedades derivadas del llamado síndrome metabólico, de acuerdo con el investigador de la UNAM David García.

El síndrome, que puede tener múltiples causas pero que siempre está asociado a la obesidad, puede conducir a diversos padecimientos. Los que resultan fatales de manera más frecuente en hombres son los cardiovasculares, en tanto que en las mujeres es la diabetes tipo II.

Aquí le comentamos algunos datos y descubrimientos recientes que le pueden servir de apoyo en caso de que el control de peso esté entre sus propósitos de año nuevo.

Afectación económica

El problema rebasa el ámbito de lo personal y es grave a nivel nacional. La diabetes tiene afectaciones económicas severas desde antes de causar la muerte, pues muchos enfermos sufren complicaciones que les impiden trabajar, empujándolos hacia la pobreza en países sin protección social o en aquellos en donde es ineficiente, como en México, dice Graciela Saldaña Hernández, profesora del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana.

Las personas que padecen obesidad y sobrepeso bajan su rendimiento laboral en 50 por ciento e incrementan las probabilidades de ausentismo, lo que provoca además costos en seguridad social, agregó Saldaña.

El sobrepeso y la obesidad afectan a siete de cada 10 adultos mexicanos de distintas regiones y localidades del país. Más alarmante es que un amplio número de quienes las padecen son personas entre 25 y 35 años, estrato muy productivo, refirió. Indicó que el tratamiento de esas enfermedades debe considerarse prioridad nacional, en la que gobierno, empresas y sindicatos incluyan medidas preventivas dentro de programas que fomenten la educación alimenticia.

Las razones correctas producen mejores resultados

Muchas veces, los esfuerzos para controlar el peso resultan infructuosos o se abandonan al poco tiempo de iniciado, pero un estudio devela cuál es la clave de aquellos esfuerzos que sí funcionan de manera sostenida, al menos entre los adolescentes, foco del estudio.

El éxito se alcanza cuando se hace por beneficio propio, mejorar su estado de salud, más que para impresionar a los amigos y compañeros o complacer a los padres.

“Nuestros hallazgos —dice Chad Jensen, de la Brigham Young University— implican que los padres deberían ayudar a sus hijos a enfocarse en conductas saludables con el fin de estar saludables más que para ser aceptados socialmente”.

El reporte, publicado en el Journal Childhood Obesity, comenta que en las entrevistas los jóvenes (los que bajaron de peso y lo mantuvieron por un año) enfatizaron que perder peso había sido su propia decisión y que sus padres les ayudaron sobre todo con ejemplos de conductas saludables y proveyendo opciones saludables de comida y snacks.

La tecnología puede ayudar, no hay que temerle

Un estudio de la Universidad de Waterloo (publicado en el Journal of Diabetes Science and Technology) muestra que muy pocos de los adultos mayores de 50 (en Canadá) utilizan alguna apps que podrían ayudarles a controlar su diabetes tipo II, y los que no lo hacen es por desconfianza.

Aproximadamente 2 millones de canadienses mayores de 50 padecen diabetes tipo II, y a pesar de que más de 90 por ciento de ellos tiene computadoras o acceso diario a Internet, sólo 18 por ciento usa aplicaciones para ayudarse en el control de su enfermedad, mientras que del millón que posee teléfonos inteligentes sólo cinco por ciento usa una app con ese fin.

“Hubo una fuerte asociación entre la edad y la confianza. La confianza en la tecnología disminuye abruptamente en los grupos de mayor edad”, dijo Peter Hall, autor principal del estudio.

Investigaciones previas han demostrado que quien usa aplicaciones de smartphones o de la web para controlar padecimientos crónicos sigue mejor las recomendaciones del médico y hace más cambios positivos en su salud.

En el control de la diabetes existen plataformas con tablas de niveles de glucosa, de seguimiento de actividad física y de recomendaciones dietéticas y su seguimiento. Hay, además, otras muchas para control de peso.

¿Esperar el futuro?

Es cierto que este año hubo dos noticias que podrían hacer que uno desistiera de hacer su propósito de controlar el peso en el 2015.

Uno fue que en EU se aprobó el Saxenda inyectable (que podría llegar a México) como alternativa de tratamiento para el control del exceso de peso crónico para quienes tengan al menos un padecimiento relacionado con el peso, tal como la hipertensión.

Pero el Saxenda debe ser usado “en combinación con un estilo de vida saludable que incluya ejercicio y una dieta baja en calorías”.

Por otra parte, dos grupos de investigadores publicaron métodos para convertir células madre humanas en células beta del páncreas (que producen y liberan insulina) totalmente funcionales y capaces de producirla. Pero el tratamiento efectivo a partir de este descubrimiento llegará mucho después del 2015.

Agencias

Publicado en Complicaciones

0
0
0
s2sdefault