Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares se gestan desde la infancia

En la actualidad, México ocupa el primer lugar en obesidad infantil a nivel nacional y mundial, según la Encuesta de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016. Lo anterior significa que tres de cada 10 niños entre los cinco y los 11 años de edad tienen un exceso de peso importante, situación que ha alcanzado a las poblaciones rurales.

Por Karina Galarza Vásquez

“En consecuencia, los menores ya desarrolla padecimientos que eran considerados del adulto, como diabetes tipo 2 y trastornos cardiovasculares, entre otros. La primera manifestación es la resistencia a la insulina, es decir, cuando el organismo no logra metabolizar los niveles de glucosa, por lo que necesita la hormona en mayor cantidad”, explica el doctor Joel Rodríguez Saldaña, director general del Centro Multidisciplinario de Diabetes de la Ciudad de México.

Al presentarse esa alteración –agrega– el organismo produce más insulina; sin embargo, aún sin tener diabetes, el exceso de la hormona causa daño en la circulación sanguínea, los riñones y el aparato reproductor. Lo anterior incrementa el riesgo de tener un infarto, un accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y hasta cáncer de próstata, colon y mama.

“Tal situación no es causalidad, pues la insulina no sólo controla los niveles de glucosa, también interviene en el aprovechamiento de todo lo que consumimos (proteínas, grasas y carbohidratos), así como en la replicación celular. Por lo tanto, existe una vía de la acción de la hormona asociada con el desarrollo de tumores”, refiere el doctor Rodríguez Saldaña.

Quienes tienen mayor dificultad para aprovechar la insulina son personas con obesidad, alteraciones en el perfil de lípidos, hipertensión arterial, así como aumento de ácido úrico y sustancias que favorecen la formación de trombos o coágulos, lo que recibe el nombre de síndrome X o metabólico. De acuerdo con el especialista, una manifestación clave y a la que debe prestarse atención es el incremento de los triglicéridos.

Ahora bien, la resistencia a la insulina, además de anteceder a la diabetes tipo 2, constituye la base en el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares. “Estamos viendo, a corto plazo, que la población infantil empieza a padecer síndrome metabólico, hipertensión arterial, vasos sanguíneos obstruidos, diabetes, hígado graso, apnea del sueño, síndrome de ovario poliquístico, problemas en articulaciones y pubertad precoz”, advierte.

El hecho de que los niños sufran obesidad desde edad temprana es porque el ámbito familiar contribuye de forma importante. Hay casos en los que a bebés desde los seis meses se les dan bebidas azucaradas en sus biberones, como refrescos, y papillas altas en carbohidratos. Además, en muchos núcleos es común premiar las calificaciones o el buen comportamiento con postres muy altos en calorías, o bien consolar los estados de tristeza con ese tipo de alimentos.

Ante este panorama es fundamental realizar acciones eficaces que también incluyan a la familia, como la implementación de un plan de alimentación saludable y una rutina de ejercicio que formen parte de un estilo de vida permanente. Asimismo, debe moderarse el tiempo que los chicos pasan frente a la computadora y los dispositivos móviles.

“Y en caso de que ya presenten resistencia a la insulina deberán ser medicados; el tratamiento de primera elección es la metformina porque ha demostrado efectividad terapéutica y seguridad. Desde luego, las dosis las debe establecer el médico”, finaliza el doctor Rodríguez Saldaña. (Agencia ID)

Publicado en Viviendo con diabetes

0
0
0
s2sdefault